Nuevo Mercedes Clase C Cabrio, una joya para todo el año

Aunque no llegará hasta pasado el verano ya hemos podido conducirlo

Trieste, (Italia)Actualizado:

Los tres grandes fabricantes alemanes están empeñados en tener presencia en todos los segmentos posibles y para no quedar descolgado entre los descapotables de cuatro plazas del segmento medio Mercedes acaba de presentar su última propuesta. La versión cabrio del coupé de la Clase C.

Una joya descapotable con una de las líneas más sugerentes del panorama. Un descapotable como los de antes, con una capota de tela que se puede abrir o cerrar en 20 segundos y hasta una velocidad de 50 kilómetros por hora.

Exteriormente y como evolución del precioso coupé, el nuevo cabrio posee una línea exquisita que discurre desde el poderoso frontal hasta la elegante zaga donde se esconde el techo sin prominencias que delaten su situación. Incluso las luces de posición trasera con un diseño ligero y discreto llaman la atención por su elegancia.

Y por dentro más de lo mismo, sencillez de líneas, materiales y acabados de mucha calidad y una posición de conducción perfecta y donde sobresale un volante con un grosor mayor de lo habitual que resulta realmente cómodo.

Además y como en todos los Mercedes todos los mandos se encuentran donde tienen que estar y cuesta muy poco acostumbrarse a su uso. Incluso la visión hacia atrás a través del espejo retrovisor y la ventana trasera de cristal tanto con la capota como sin ella resulta más que correcta por esa ausencia de elevación de la zaga para esconder la misma. Ello ha obligado, eso sí, a que el maletero teniendo 360 litros tenga una forma muy plana y de poca altura que obligará a llevar bolsas de equipaje en lugar de maletas rígidas pero como digo 360 litros son bastantes para un coche de estas características. Además los asientos traseros se abaten, aunque únicamente el respaldo y permitirán llevar alguna cosa más larga. También y como primicia Mercedes ha desarrollado un deflector trasero que mejorará la intrusión del viento hacia los ocupantes de las plazas traseras.

Potente y eficientes

El nuevo Clase C Cabrio llegará una vez pasado el verano y hasta el mes de julio no habrá precios pero si conocemos ya las mecánicas diésel -consumos homologados entre los 4,5 y 5,3l cada 100km- y gasolina -entre los 6l y los 8,3 cada 100km- disponibles en nuestro mercado.

En diésel habrá dos opciones, un C 220d con 170 caballos y en opción la tracción integral 4Matic y un segundo C 250d con 204 caballos. El primero llegará de serie con una caja manual de seis velocidades y en opción la magnífica automática de doble embrague 9G-TRONIC que en el 250d es de serie.

En cuanto a los gasolina la oferta es mayor con potencias que van desde los 156 caballos del C 180 hasta los 333CV del C 400 4Matic con entremedias el C 200 de 184CV, el C 250 con 211CV y el C 300 con 245 caballos. Los dos pequeños con caja manual de serie y opcionalmente y de serie en el resto la automática 9G TRONIC. Potencias más que suficientes para disfrutar de un descapotable.

La máxima deportividad llega de la mano de AMG

Pero si queremos algo más que nos distinga del resto de mortales la división deportiva AMG ha preparados tres opciones aún más potentes y visualmente más poderosas con las que disfrutar de verdad. El primero es el AMG C 43 4Matic que llega con un motor de seis cilindros que genera 367 caballos, el segundo es el AMG C 63 con 476 caballos y ya un potente motor V8 biturbo que es una delicia oírlo a cielo abierto. Y por último una bestia -también lo son los dos anteriores- el AMG C63 S con el mismo V8 biturbo pero con la potencia elevada hasta los 510 caballos. Estos dos últimos ofrecen un par respectivamente de 650 y 700Nm y de serie la caja de cambios de 7 velocidades SPEEDSHIFT MCT AMG, mientras que el “pequeño” llega con la automática 9G-TRONIC con transiciones más cortas y estupenda tracción integral AMG Performance 4MATIC.

Hasta arriba de equipamiento de serie o en opción

Como no podía ser de otra manera los nuevos cabrio de la Clase C llegarán con todo lo disponible tanto de serie como en opción en cuestión de seguridad o comodidad.

Así de serie llegan con el sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST de sensibilidad ajustable, el COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS, qué, además, de advertirnos puede llegar a frenar el coche de forma autónoma al circular a una velocidad de hasta 200 km/h. Y como opción el DISTRONIC PLUS con servodirección inteligente y Stop&Go Pilot capaz de seguir al coche que nos precede con ligeros movimientos del volante o el detector activo de cambio de carril entre otros muchos.

Al volante

En la presentación por unas preciosas y sinuosas carreteras de montaña entre Eslovenia e Italia hemos podido conducir tres motores distintos. Con cualquiera de ellos el placer de conducir a cielo abierto no tiene parangón. El primero y con el que más kilómetros hicimos fue el AMG C43 y tras él, el resto siempre se quedará corto. Aunque no tiene el sonido del C63 es una gozada encadenar curva tras curva a buen ritmo y con la seguridad de la tracción 4Matic. Luego cogimos el diésel 250d y las sensaciones, teniendo en cuenta la diferencia de caballos también fueron muy buenas y los consumos evidentemente bajaron considerablemente. Y por último aunque nos llovió todo lo imaginable, el gasolina 400 4Matic también con 333 caballos nos dejó unas buenas sensaciones.