DS3 Performance, elegante y divertido

Ya hemos conducido la versión más racing de la marca francesa, el DS3 Performance y resulta una apuesta segura

Peguerinos, SegoviaActualizado:

El DS3 Performance es la versión más deportiva de toda la gama DS y probablemente el más divertido de conducir tanto si vamos a ritmos legales como si lo hacemos como en la presentación del coche a la prensa especializada en una carretera cerrada al tráfico y tras el último Campeón de Portugal de Rallies 2015, José Pedro Fontes.

Diseño elegante

Si ya el DS3 resulta un coche elegante y original, la nueva versión más radical Performance llama aún más la atención gracias a unas espectaculares llantas de aleación de 18” diamantadas en negro, las pinzas de freno delanteras en color negro brillante, las dobles salidas de escape y los pasos de rueda ampliados que le imprimen aún más carácter.

En cuanto al interior más detalles específicos como los asientos baquet en cuero y alcantara, el cuadro de instrumentos específico o el salpicadero con las siglas DS Performance redondean un conjunto que expira deportividad por los cuatro costados.

DS3 Performance

Con un motor THP de 1.6 litros de inyección directa y distribución variable de las válvulas la nueva fiera genera 208 caballos, un par de 300Nm, un consumo de gasolina -si no pisamos el acelerador con alegría- de 5,4 litros cada 100 kilómetros y un consumo de CO2 homologado de sólo 125 g/km con los que divertirse conduciendo es casi una obligación. Probablemente con una buena caja de cambios automática de doble embrague la diversión sería mayor pero aún sin ella y con la caja manual de seis velocidades, con unas relaciones más cortas, recorridos como el del tramo cerrado al tráfico por donde se celebró la prueba hoy dejan un sabor de boca inolvidable.

DS3 Performance
DS3 Performance

Para ello la marca ha trabajado sobre la versión anterior - DS3 Racing- y además de añadirle algún caballo más le ha dotado de un diferencial de deslizamiento limitado Torsen® que permite un paso por curva realmente rápido sin que entre el ESP.

También ha modificado amortiguadores y tarado de los muelles e incluso ha aumentado el grosor de la barra estabilizadora delantera que sumado a los 15mm de reducción de la altura hacen que ir rápido sea más sencillo y seguro. Además se han ensanchado las vías delantera 26mm y la trasera otros 14mm y se han reforzado los frenos.

Dos versiones

Existen dos niveles de acabado en la berlina y uno en el cabrio. En el caso de la berlina, el primero ofrece 6 posibilidades de combinación de colores de la carrocería y del techo. El segundo nivel, presente en berlina y en cabrio y bautizado “Black Special”, amplía el carácter deportivo y refinado del vehículo con una carrocería de color negro mate y un techo Gold brillante (en la berlina). Un vestido totalmente mate y puntuado de carbono en las barras laterales. El interior es un reflejo del exterior mostrando un salpicadero y una base de la palanca de cambios pintados en Gold brillante e incorpora equipamientos de confort y de seguridad suplementarios. Últimos detalles, un Pack Carbono interior y un kit de decoración exterior, que pueden venir a completar el espíritu DS 3 Performance.

El DS3 Performance ya está a la venta desde 27.290 euros sin contar descuentos