Primeras imágenes del Alpine A110

El coche será una de las novedades de Renault en el Salón de Ginebra

Actualizado:

Alpine ha desvelado las primeras imágenes de su nuevo modelo biplaza deportivo, que presentará en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra.

Su nombre comercial va a ser A110, digno heredero de los principios conceptuales en cuanto a tamaño compacto, peso ligero y agilidad, que sustentaron el éxito de la «Berlinette».

El A110 incorpora un chasis y una carrocería completamente de aluminio con el objetivo de optimizar su peso y agilidad.

La historia de Alpine es la visión de su fundador Jean Rédélé. Es la unión de la competición, el ingenio, el estilo y el sentido del comercio. Una auténtica saga repleta de encuentros e intercambio de ideas. el nuevo Alpine A110 está basado en el «concept car» Alpine Vision.

Este show-car» supone el regreso de la legendaria marca representada por el logo de la «A con flecha», dispuesta a ocupar un lugar de privilegio en el terreno de la alta competición.

Alpine Vision representa el coche deportivo potente, elegante y ligero, dedicado al más puro placer automovilístico.

Una silueta baja y estilizada, un capó abombado que aloja dos pares de faros redondos, unos flancos ahuecados y unas aletas traseras ceñidas que acompañan una popa afilada subrayada por luces horizontales.

El modelo ahora desvelado muestra unas llantas diamantadas, con una popa de hombros anchos que cobijan unas entradas de aire en las custodias para favorecer la refrigeración del motor, situado en posición central trasera.

Las luces traseras alargadas incorporan una firma luminosa en forma de «X». El diseño de la luneta respeta la forma emblemática que en su momento popularizó el A110.

Con un 0 a 100 km/h en menos de 4,5 segundos, la capacidad de aceleración se sitúa en el nivel esperado para el futuro modelo de serie.

El motor de 4 cilindros turbo suministra su potencia con un sonido evocador. En cuanto a los frenos, potentes y resistentes, se sitúan al unísono con el placer y la eficacia. En todo momento, el «show-car» Alpine Vision crea una relación de intimidad entre el conductor, el coche y el entorno, según explica la marca.