Tavascan: prototipo del nuevo deportivo eléctrico de Cupra

Un modelo de diseño deportivo, interior sofisticado y un motor de 306 CV con 450 km de autonomía

Actualizado:

Tras la presentación del CUPRA Formentor a principios de año, la marca española avanza ahora hacia su visión de la electrificación de la deportividad con el nuevo concept CUPRA Tavascan. Este «concept car» toma su nombre de un pueblo ubicado en los Pirineos, que destaca por su impresionante paisaje y naturaleza de alta montaña.

Cuenta con dos motores (uno integrado en el eje delantero y otro en el trasero) que transmiten una potencia combinada de 306 CV (225 kW) a las cuatro ruedas. El prototipo de CUPRA alcanza los 100 km/h en menos de 6,5 segundos.

La velocidad lineal, sin embargo, no es lo único destacable de este prototipo. Las baterías de iones de litio de 77 kWh de capacidad de las que dispone, almacenan suficiente energía para recorrer hasta 450 km, según el ciclo WLTP. El vehículo se basa en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen. Las baterías se sitúan bajo el suelo del prototipo, una característica que le otorga un centro de gravedad bajo y aporta un gran dinamismo en la conducción.

El exterior del vehículo aporta fuerza y dinamismo al segmento y consigue reducir su impacto medioambiental. En la parte delantera, la personalidad eléctrica del vehículo queda destacada por el logotipo CUPRA iluminado, que aparece en la parte inferior y ofrece un foco de atención totalmente diferente. Las entradas de aire permiten que el aire circule con fluidez sobre la carrocería o hacia el interior, para refrigerar las baterías y aumentar su eficiencia.

El flujo del aire es un componente fundamental del prototipo CUPRA. Dispone de unos imponentes pasos de rueda que albergan llantas de aleación de 56 cm (22"), con un diseño muy aerodinámico para permitir al nuevo concept CUPRA Tavascan deslizarse con una resistencia mínima.

En la parte trasera, el difusor aporta un factor aerodinámico funcional, pero también aporta una mayor sensación de altas prestaciones que queda enfatizada por una elegante luz trasera a lo ancho del vehículo, que incluye el logotipo de CUPRA iluminado.

La sofisticada pintura metalizada líquida que se utiliza en el nuevo prototipo de CUPRA, destaca y enfatiza su diseño exterior, cuya expresividad queda también acentuada con detalles en color cobre y en fibra de carbono.

En su interior destaca un espacio amplio que combina materiales y tecnología de vanguardia, en un habitáculo que ofrece el equilibrio perfecto entre el protagonismo del conductor y el confort de los pasajeros.

El habitáculo sugiere amplitud, ligereza y una calidad superior, al que se le ha dotado de un nuevo concepto de diseño que aporta dinamismo y tecnología, en contraste con distinguidos colores y estructuras de carbono.

Nada más abrir la puerta, el CUPRA Tavascan recibe a los ocupantes con suaves luces ambiente de LED. Ya en el interior, encontramos un espacio emocionante y original, en contraste con cuero, carbono y Alcantara.

Los asientos de cuero son de tipo bucket, con un diseño escultural en 3D, y aúnan forma y funcionalidad, confort y seguridad. El salpicadero flota a lo largo de la parte delantera centrando la atención y creando una sensación de amplitud. Al volante, el conductor es el protagonista, y cuenta con un panel de instrumentos digital de 31,2 cm (12,3") que le ofrece toda la información que necesita, al que se añade una pantalla de infoentretenimiento de 33 cm (13").

No obstante, el interior del prototipo CUPRA Tavascan se puede adaptar. Permite cambiar el foco de atención de la pantalla de mayor tamaño y moverla hacia el pasajero si es necesario; además, todos los asientos de tipo bucket tienen altavoces integrados y conectividad para el smartphone, de modo que los ocupantes pueden disfrutar como nunca del espacio interior del vehículo.