PRUEBA EN VÍDEO

Mazda 6 Wagon. Un familiar con aspecto juvenil

Probamos el modelo diésel 2.2 de 175 CV

MADRIDActualizado:

Lograr que un coche familiar de casi cinco metros de longitud y con motor diésel no resulte aburrido no es en principio tarea fácil. Pero con el Mazda 6 Wagon la firma japonesa puede que haya dado el el clavo.

El vehículo impresiona nada más verlo, con unas líneas llamativas y deportivas que avanzan lo que nos podemos encontrar en su interior. Una vez sentados al volante nos encontramos con una muy buen ergonomía y materiales de muy buena calidad, con plásticos acolchados que evitan todo tipo de ruidos cuando estamos en marcha. En conjunto, se trata de un entorno sofisticado en el que no falta la conectividad a Internet a través del “smartphone”.

En cuanto a las tecnologías de seguridad activa, se han adoptado una serie de nuevos sistemas inteligentes —algunos de ellos pioneros en Mazda— que facilitan aún más la conducción. El conductor puede decidir cuánta asistencia directa desea. En materia de seguridad activa y pasiva, los de Mazda no han escatimado en tecnología. Así, nos encontramos con una serie de sensores de radar, láser y cámaras pensados para detectar peligros y evitarlos. Entre los sistemas que adopta el Mazda 6 destacan Smart Full Led (Faros Led Adaptativos (ALH) y direccionales (AFLS)), el Sistema de aviso y prevención de cambio de carril involuntario (LKA), el Control de ángulo muerto (BSM) o el Detector de fatiga (DAA).

La gama de motorizaciones está formada por tres motores de gasolina y dos diésel, que se combinan con transmisiones manuales o automáticas. El vehículo de nuestra prueba, un 2.0 SKYACTIV-D de 175 CV puede montar, como en todas las versiones Wagon con motor diésel, con la tracción total (AWD) de nueva generación. Con esta mecánica y cambio manual de 6 velocidades el coche acelera de 0 a 100 en 7,9 segundos y alcanza y 223 km/h. El consumo real se aleja un poco de las cifras oficiales, ya que efectuando una conducción más bien tranquila no fuimos capaces de bajar de los 6l/100km, lejos de los 4,8 oficiales.