Renault Kadjar, gasolina, 140 CV y cambio automático, la combinación perfecta

Tras ser recientemente actualizado estética y tecnológicamente, el modelo puede ser una buena opción para desplazamientos en familia, urbanos y en carretera

MADRIDActualizado:

El Kadjar es la oferta de Renault en el segmento más de moda, el de los SUV familiares de tamaño medio. Por tamaño y prestaciones se acomoda perfectamente al uso que una familia necesita de un coche, es decir, capacidad para dos adultos y tres niños, maletas y mochilas, recorridos fundamentalmente urbanos y algún que otro viaje de larga distancia, principalmente en períodos vacacionales.

La oferta actual del modelo, que fue lanzado al mercado en 2015 y recientemente ha recibido una profunda actualización, pasa por motores de gasolina y diésel de 116 a 159 CV, con cambios manuales y automáticos de tracción delantera, y con la posibilidad de 4X4 en la versión diésel más potente.

El motor de acceso en gasolina, el TCe de 140 CV es una opción más que suficiente para el cliente «tipo», que si desea disponer de una mayor comodidad de uso puede optar, como en la prueba que hemos realizado con este modelo, por el cambio automático EDC de siete velocidades, que se ajusta como un guante a esta mecánica.

Es un coche amplio, silencioso, y no demasiado «gastón» en el día a día, y con potencia suficiente como para realizar unas cuantas escapadas al año recorriendo autopistas y carreteras sin quedarnos rezagados frente a otros vehículos.

Una velocidad máxima de 203 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 9,6 segundos nos permite movernos a velocidades legales, realizar adelantamientos sin miedo, y sobre todo, v iajar con total tranquilidad. El cambio automático, sin ser de los más rápidos del mercado, no interfiere demasiado en la conducción. Cambia de relación de manera precisa y sin titubeos, por lo que resulta agradable tanto en su uso más urbano como en rutas por carretera. Desde Renault insisten la hora de hablar de la fiabilidad de este motor de gasolina, que ha sido sometido a 40 000 horas de pruebas en banco motor, es decir, el equivalente a 14 años de funcionamiento a razón de ocho horas al día.

El consumo medio homologado para este modelo es de 6,6 l/100 km en ciclo urbano y de 4,9 en carretera. En la practica, y combinando ambos tipos de conducción, nosotros hemos llegado a una media de 6,4 l/100 km, lo que está bastante bien para las dimensiones y prestaciones del coche.

Aunque este modelo es de tracción delantera, Renault nos ofrece el control de tracción Extended Grip, que resulta muy práctico si deseamos apartarnos de la carretera y recorrer algún tipo de camino no asfaltado, con barro o incluso con algo de nieve. Asociado a los neumáticos «mud and snow», este sistema de anti-patinado optimiza la motricidad del vehículo fuera del asfalto, con tres modos de conducción que se pueden seleccionar en un mando situado en la consola central. Así, podemos elegir el moto «route" para carretera, «suelo blando» y «experto». En este último modo es el conductor quien gestiona la situación, jugando con la presión del acelerador para controlar el nivel de par que se envía a las ruedas.

En su reciente actualización el interior se ha modernizado, y el vehículo ha sumado a su lista de posibilidades numerosas mejoras en materia de seguridad y ayudas a la conducción.

La parte central del salpicadero incorpora una nueva pantalla multimedia táctil con tecnología capacitiva. La pantalla, de 7 pulgadas de diagonal, recoge la visualización del sistema R-LINK 2 con las teclas de control a ambos lados. El sistema multimedia conectado R-LINK 2 de Nuevo Kadjar está dotado de la función de replicación smartphone: es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

Presenta toques de cromo satinado alrededor de los aireadores, las empuñaduras de las puertas y la consola central. Los asientos han sido remodelados y cuentan ahora con un reglaje de la longitud de la zona de asiento.

Además está dotado de una decena de ayudas a la conducción que se proponen de serie o en opción, e incluye Easy Park Assist (parking manos libres), AEBS City e Inter-Urban (frenado de emergencia), Forward Collision Warning (alerta pre-colisión), Lane Departure Warning (alerta de cambio de carril), Blind Spot Warning (alerta de ángulo muerto), etc… Estas ayudas se enriquecen con la función Overspeed Prevention (alerta de exceso de velocidad). Esta función permite ahora hacer coincidir la limitación de velocidad que indica el GPS con la que la cámara delantera del vehículo capta en los paneles se señalización. De este modo, el conductor siempre sabe qué velocidad no debe sobrepasar.

En cuanto a la habitabilidad, el maletero de Kadjar es uno de los más voluminosos del segmento, con 527 litros, ampliables hasta los 1.478 en caso de abatirlos. La banqueta trasera 2/3-1/3 se abate rápidamente gracias a las empuñaduras «Easy Break» situadas en ambos lados del compartimento de equipajes. Este maletero tiene unas formas muy aprovechables y dispone además de un doble fondo para objetos más pequeños.

En cuanto al asiento del pasajero delantero, se puede plegar en posición bandeja para cargar objetos de más de 2,5 metros de largo. Cuatro adultos o dos adultos y tres niños pueden viajar con total comodidad, destacando además del espacio disponible, el silencio del motor y de la rodadura, que apenas se percibe desde el interior del coche.

El precio de acceso a la gama Kadjar es de 21.500 €, si bien para disponer de este modelo que henos probado, con acabado ZEN y cambio automático, partimos de unos 26.600 euros, sin aplicar descuentos ni promociones de la marca.