Al volante del Seat León ST Cupra R: ¡qué pena que sea el último!

Su motor 2.0 TSI de 300 CV y 400 Nm de par, aunado a un cambio automático DSG de doble embrague de siete relaciones y tracción integral 4Drive, hacen que este familiar deportivo sea dinámicamente sobresaliente

PONTEVEDRAActualizado:

Diversión, sensaciones y máximo confort. Si tienes que elegir tres adjetivos para definir al vehículo perfecto, sobre todo, para los amantes de la conducción, serían estos. Y no es tan difícil adivinar a qué tipo de modelo nos referimos, y aún nos quedamos cortos. Se trata del Seat León ST Cupra R, un familiar deportivo y exclusivo. De hecho, tan exclusivo es que solo 300 afortunados podrán disfrutarlo y, con él, el fabricante español se despide de Cupra a lo grande para consolidarse como una marca independiente.

Lo hemos podido probar durante una larga ruta hasta tierras gallegas, tanto por autovía, carreteras convencionales, además de curvas de montaña. ¡Y cómo va! Su motor 2.0 TSI de 300 CV y 400 Nm de par (lo que lo sitúan como el Seat más potente de la historia), aunado a un cambio automático DSG de doble embrague de siete relaciones y tracción integral 4Drive, hacen que este deportivo sea dinámicamente sobresaliente.

Como es habitual en esta generación del León, el excelente ajuste del chasis hace que se trate de un coche muy sencillo de conducir a velocidades altas, y de afrontar los pasos por curva con notable seguridad y agilidad. Aunque el cénit deportivo se consigue con las levas en el volante, en donde podrás ajustar a tus gustos y necesidades de la vía el cambio y la precisión.

Tan solo hace falta un primer vistazo para notar que este modelo destaca por la abundancia de fibra de carbono en la carrocería, el difusor delantero, el alerón y el difusor trasero; así como el escape con dos salidas dobles; entre otros detalles.

Y cuando nos adentramos en el interior, estos detalles sobresalen mucho más, si cabe. Con asientos, volante deportivo y pomo en Ancántara, el habitáculo rebosa calidad y confort. De hecho, los asientos, tipo backet, pese a su corte deportivo, resultan confortables, algo necesario en un modelo que busca ofrecer alto rendimiento pero también un elevado nivel de confort y habitabilidad.

También incorpora, de serie, un cuadro digital de 10,25 pulgadas con una vista específica para Cupra -con el cuentarrevoluciones dominando la visualización- y un gran techo panorámico de cristal oscurecido. Pero si algo también destaca el ST Cupra R es su amplio maletero, de 587 litros. Una capacidad, de fácil acceso y con posibilidades de crear habitáculos más pequeños, tan necesaria para el día a día como para viajes largos, y más si hay niños en casa.

Además, este modelo incorpora el sistema de control adaptativo DCC, que permite modular la dureza de los amortiguadores en tres posiciones (Normal, Sport y Cupra), y también ajustar cada amortiguador de forma independiente en función de las necesidades de la vía y del conductor. Por su parte, el Seat Drive Profile permite elegir entre cuatro diferentes modos de conducción -Comfort, Sport, Individual y Cupra-, con diferentes ajustes para el mencionado DCC, la respuesta del motor y del cambio o la dureza de la dirección, cuyo ajuste es progresivo.

En materia de asistencia a la conducción, el ST Cupra R hereda lo más avanzado de entre la gama del León, como el asistente de salida involuntaria de carril, el control de crucero adaptativo, la frenada de emergencia con detección de peatones, asistente de atascos y cambio automático entre luces cortas y largas.