Abusar de las cargas rápidas acorta la vida de las baterías del coche eléctrico

Bosch ha desarrollado un software inteligente en la nube que analiza continuamente el estado de la batería y toma las medidas adecuadas para prevenir o ralentizar su envejecimiento

MADRIDActualizado:

Los expertos estiman que la vida útil media de las baterías de iones de litio es, hoy en día, de 8 a 10 años o de entre 500 a 1.000 recargas; mientras que sus fabricantes les garantizan un kilometraje de entre 100.000 a 160.000 kilómetros.

Sin embargo, las baterías cargadas al 100% envejecen más rápidamente a temperaturas muy altas o excesivamente frías. Además, los propietarios de coches eléctricos, normalmente preocupados por la existencia y ampliación de la red de puntos de recarga rápida, deberán prestar a una serie de recomendaciones de utilización, ya que no siempre gargar la batería en poco tiempo o al cien por cien es lo mejor para garantizar su durabilidad.

Abusar de las cargas rápidas y practicar una conducción deportiva genera estrés a las baterías de los vehículos eléctricos, lo que acorta la vida útil de éstas y, por tanto, la distancia que se puede recorrer con ellas, según los fabricantes y los expertos.

Los propietarios de un eléctrico también suelen desconocer que someter a su vehículo a un gran número de recargas, así como a temperaturas ambientales especialmente altas o bajas también afecta a sus baterías.

Para evitar esta situación, así como las prácticas anteriormente citadas, el proveedor de tecnología y servicios para el automóvil Bosch ha desarrollado un software inteligente en la nube que analiza continuamente el estado de la batería y toma las medidas adecuadas para prevenir o ralentizar su envejecimiento.

Bosch ha llamado a este nuevo servicio " Battery in the cluoud (batería en la nube)", del que destaca que, con las medidas que puede recomendar o adoptar, llega a reducir el desgaste de la batería hasta en un 20%, según Bosch.

El software inteligente en la nube que ha desarrollado recopila información en tiempo real y datos relevantes para la batería como la temperatura ambiente y los hábitos de carga, que luego son procesados y evaluados por algoritmos de aprendizaje automático, lo que, por primera vez, facilita un pronóstico "fiable" de la vida útil y rendimiento de la batería.

El programa puede enviar al salpicadero del vehículo consejos personalizados de conducción, asegurarse de que las baterías nunca se carguen al 100% con temperaturas extremas o informar al conductor o gestor de flotas de fallos o defectos que posibiliten su reparación antes de que el daño sea mucho mayor.

Al mismo tiempo, ofrece un proceso de recarga desarrollado especialmente que optimiza una carga tanto rápida como lenta, sin olvidarse de controlar los niveles de electricidad y voltaje durante el proceso, alargando así la vida útil de la batería.

Actualmente, los sistemas de gestión de baterías integrados en los vehículos eléctricos monitorizan y gestionan las células de las baterías, y aseguran operaciones fiables y una recarga uniforme, pero sin tener en cuenta el rendimiento y la vida útil, que es lo que ha conseguido Bosch.

El primero en probarlo va a ser DiDi -empresa líder de servicios de movilidad en China- en la ciudad de Xiamen. En paralelo, la multinacional alemana está desarrollando procesos de recarga rápidos que no dañen la batería a futuro. Dejar que la batería se descargue por completo también reduce la batería de los eléctricos

Entretanto, no dejar que la batería se descargue por completo, no cargarla de más, evitar que el vehículo esté sin cargar más de 15 días y conducir de forma eficiente (velocidad adecuada, uso racional del aire acondicionado y usar la frenada regenerativa) son los consejos que da la empresa de movilidad eléctrica Movelco.

Según datos de la Asociación empresarial para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico (Aedive) y la patronal de vendedores Ganvam, en junio se vendieron en España 1.174 turismos eléctricos (el 217,3% más en tasa interanual), que elevan el total en el primer semestre a 5.459 unidades, de las que 404 están destinadas al alquiler, un 353,9% más que en 2018.

Por marcas, Tesla (352), Renault (158), Hyundai (141), Nissan (129), Smart (120), y encabezaron la lista de las más vendidas con la oferta de sus diferentes gamas de vehículos eléctricos en España.

Por modelos, el Tesla Model 3 pasa a primera posición del ranking en junio con 281 unidades matriculadas, en segunda posición el Renault Zoe (158) y en el top tres el Nissan Leaf (129) seguido muy de cerca por el Hyundai Kona (124 unidades).

Por otra parte, los turismos híbridos enchufables (PHEV) sumaron 442 matriculaciones en el mismo mes y acumulan un total de 3.503 unidades matriculadas en lo que va de año, un 31,3% más en relación al mismo periodo de 2018.

En esta categoría, las marcas más vendidas fueron BMW (97), Mitsubishi (81)Mini (con 71 unidades), matriculando respectivamente las versiones híbridas enchufables de sus modelos Outlander PHEV (81), Mini Cooper Count (71) y 225 XE XDRIVE (68 unidades).