Aniversario de Mini: seis décadas de un clásico contemporáneo

Resultó un hito para la sociedad cuando, además, creció para convertirse en un modelo más funcional y familiar con la llegada de las versiones Countryman, Van, Pick-Up y estilo Camioneta

MadridActualizado:

El nacimiento del Mini Classic, que salió a la venta en 1959, está estrechamente ligado a la crisis del Canal de Súez de 1956, pues con motivo del conflicto entre Egipto y Reino Unido, el precio del petróleo aumentaría considerablemente y el gobierno británico se planteó limitar el consumo de combustible, por lo que los fabricantes automovilísticos decidieron centrarse en producir coches de bajo consumo.

Para cumplir el objetivo, Alec Issigonis tuvo la genial idea de diseñar un vehículo pequeño de cuatro plazas, lo más confortable posible para la época, estéticamente distinto a los cánones de la automoción de mitad de siglo y que resultara lo más económico posible. El resultado fue el Mini Classic -comercializado con el nombre de Austin Seven y Mini Morris-, uno de los coches más famosos de la historia, forjado en la centenaria fábrica de Oxford.

El hecho de que el trabajo tuviera que ser a contrarreloj, llevó a Issigonis a utilizar un motor ya disponible para el Mini, el Serie A de 34 CV de potencia y 848 CC. Así el Mini Classic saldría al mercado con tracción delantera y motor transversal.

Una cosa estaba clara: Mini original era diferente a cualquier otro automóvil. Resultó un hito para la sociedad cuando, además, creció para convertirse en un modelo más funcional y familiar con la llegada de las versiones Countryman, Van, Pick-Up y estilo Camioneta.

Aunque la marca alcanzó su máximo esplendor en los años 70, tras superar los dos millones de unidades vendidas en todo el mundo. Una época en la que tmbién se dio paso al Clubman, con dos dimensiones. Tras esto, los británicos comenzaron la comercialización del modelo Classic, con la llegada de la carrocería Cabrio, hasta su cese en el año 2000.

Desde 2001 hasta la actualidad, BMW ha continuado incorporando los valores consagrados en el tiempo del uso inteligente del espacio, el estilo individualizado y una conducción ágil. Ahora, por su 60 aniversario, han creado una edición limitada -3 o 5 puertas-, una unión perfecta del patrimonio de Mini y la modernidad dinámica.

125.000 unidades de Mini españoles

Entre los años 1968 y 1975, la sociedad Automóviles de Turismo Hispano Ingleses (AUTHI) fabricó bajo licencia en su factoría de Landaben (Navarra) diversas versiones de Mini: 850, 1000, 1000 E, 1275 C, 1275 GT, Cooper y Van. En total salieron más de 125.000 unidades españolas de Mini.

Los más significativos, el 850 -1966 a 1975 (hasta 1970 en Pamplona con 83.596 unidades)- y la versión VAN -1968 a 1975- contaban con un motor 4 cilindros, 34,5 CV a 5.500 rpm, 4 marchas y una velocidad máxima de 119 km/h.