Citroën lleva a Milán una silla inspirada en los «paragolpes» del Cactus

La marca francesa también expone en la «Semana del Diseño» el C4 Cactus W y el concept E-Mehari Styled by Courrèges

Actualizado:

Los visitantes de la «Semana del Diseño de Milán» van a poder contemplar de una forma muy diferente a la habitual uno de los componentes principales del ADN de Citroën, los «Airbump» característifcos de su modelo CAatus. La marca va a presentar en este evento una creación única e icónica: la «Cactus Chair». Desarrollada por el célebre arquitecto y diseñador italiano Mario Bellini, esta obra de arte es una silla de diseño, confortable y ligera, que refleja perfectamente la voluntad de Citroën de combinar utilidad y estética. Se podrá ver del 12 al 17 de abril, en exclusiva, integrada en la exposición Citroën «Cactus Chair: del mundo del automóvil al del mobiliario».

El Citroën C4 Cactus, un modelo único y moderno que combina audacia y creatividad, se distingue por sus Airbump, elementos gráficos que firman su identidad y un diseño original que ha revolucionado los códigos automovilísticos. Ahora, los Airbump han sido reinterpretados por el arquitecto y diseñador italiano Mario Bellini en un campo muy diferente.

Auténtico objeto de diseño que destaca la creatividad y la tecnología al servicio del bienestar, la «Cactus Chair» sorprenderá en Milán. Inicialmente pensado para el mundo del automóvil, el Airbump está en la base de esta creación, fiel al espíritu de la marca Citroën. Esta piel suave en TPU (Termo Plástico Uretano) destinada a proteger la carrocería de los pequeños roces del uso diario, contiene en su interior una multitud de cápsulas de aire y no necesita ningún tipo de mantenimiento específico.

El arquitecto milanés Mario Bellini, intrigado y fascinado al mismo tiempo por esta tecnología, no ha dudado en aplicarla en otro campo, para transformarla en un objeto cotidiano de formas atrevidas.

Mario Bellini
Mario Bellini

El arquitecto ha encontrado muchos puntos comunes en el interior del habitáculo de un automóvil que se identifican con los elementos de una vivienda: las puertas, las sillas, las ventanas… «es por ello que cuando Citroën Italia me mostró la tecnología Airbump, la primera idea que tuve al tocarlo fue: ¿por qué no crear una nueva silla que disponga de la misma ligereza que una silla de plástico, pero ofreciendo al mismo tiempo el confort del acolchado?», afirma Mario Bellini, que tuvo entonces la idea de crear un objeto revolucionario. De esa idea nació esta silla de nombre paradójico: «Cactus Chair», que combina belleza y simplicidad de uso.

Cactus W y Mehari

Presentado en primicia mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra a comienzos de marzo, y expuesto ahora por primera vez en Italia, el Citroën C4 Cactus W es un nuevo ejemplo de personalización del C4 Cactus. Crossover de líneas fluidas, el C4 Cactus se presenta en esta configuración con unos Airbump color Dune que se funden discretamente con el color de la carrocería Blanco Perla Nacarado.

En la exposición también se podrá ver el concept-car E-Mehari Styled by Courrèges. Las dos marcas, visionarias e icónicas, han impulsado un proyecto común a partir del E-Mehari, para hacer de él un objeto de moda exclusivo y luminoso. Se trata de un vehículo eléctrico que marca tendencia. Una propuesta para la que los dos co-presidentes de la marca, Jacques Bungert y Frédéric Torloting, movilizaron a su oficina de diseño, que dirigió el desarrollo del concept en colaboración con el Centro de Diseño de Citroën. Bañado por la luz y abierto al mundo, el concept Citroën E-Mehari Styled by Courrèges es el fruto de un trabajo minucioso de colores y materiales en torno al blanco, al cual se añaden algunos toques de naranja vivo.

Al tiempo que la «Cactus Chair» abre una nueva página en el capítulo de la «Créative Technologie», los Citroën C4 Cactus W y E-Mehari Styled by Courrèges, expuestos también en la Design Week de Milán, ilustran perfectamente las cualidades estilísticas y tecnológicas que hacen de Citroën una marca innovadora en la que la originalidad y la audacia se han mantenido a lo largo del tiempo.