Cómo cambiar una rueda pinchada de tu coche en mitad de un viaje

Para disfrutar de tu viaje con la máxima comodidad, lo mejor es esperar a la grúa, pero si quieres emprender la marcha lo antes posible, Hyundai Helpers nos indica cómo sustituir la rueda defectuosa

ABC MOTOR
MadridActualizado:

Si conduces habitualmente, lo más probable es que en algún momento sufras un pinchazo en mitad de un viaje. Lo mejor en estos casos es prepararse para cuando esto suceda. En este episodio de Hyundai Helpers, una serie online de ocho capítulos de la marca coreana en la que varias mascotas abordan de manera divertida temas del día a día con tu vehículo, nos enseñan todo lo que hay que saber para cambiar unarueda pinchada de forma correcta y rápida.

Sufrir un pinchazo en mitad de la carretera es uno de los principales motivos de llamada a los servicios de asistencia. Si prefieres disfrutar de tu viaje con la máxima comodidad, lo mejor en estos casos es asegurar el vehículo y esperar a que la grúa acuda en tu ayuda. Eso sí, no olvides encender las luces de emergencia, situar el vehículo en un lugar seguro y señalizar su posición con los pertinentes triángulos homologados. Mientras llega la asistencia, puedes regular la temperatura del habitáculo a tu gusto y disfrutar de las posibilidades de entretenimiento que te ofrece su sistema multimedia.

Pero si quieres emprender la marcha lo antes posible sin necesidad de ayuda externa, en este vídeo nuestra patrulla peluda ofrece toda la información necesaria para sustituir la rueda defectuosa. Lo más importante, al igual que en el punto anterior, es vigilar por tu seguridad y la del resto de viajeros. Aparca en un lugar seguro y lo más plano posible, pon el freno de mano, enciende las luces de emergencia y calza el vehículo si cuentas con los accesorios adecuados. Y no olvides ponerte el chaleco reflectante antes de abandonar el coche.

Una vez que lo tengas todo preparado, afloja ligeramente las tuercas, utiliza el gato para elevar el vehículo, termina de quitar los tornillos y extrae la rueda pinchada. A continuación, coloca en su lugar la rueda nueva, aprieta los tornillos con los dedos y baja el vehículo hasta que esté firmemente asentado sobre el asfalto. Por último, aprieta las tuercas tanto como puedas utilizando la herramienta adecuada. Lo más recomendable es apretarlas siguiendo un patrón de estrella en lugar de circular.

Una vez hayas sustituido la rueda, celébralo con el resto de viajeros (no te olvides de tus mascotas) y disfruta de lo que falte del viaje. Recuerda que si utilizas una rueda de emergencia tipo galleta no debes superar los 80 km/h de velocidad. En ese caso, lo más recomendable es circular con más precaución de la habitual, reducir la velocidad y conducir hasta el taller más cercano para que un profesional monte los neumáticos correspondientes para viajar con la máxima seguridad.