Los conductores sabrán dónde se produce un accidente para facilitar el acceso a los vehículos de emergencia

Prestar ayuda a las víctimas de accidentes de tráfico con mayor rapidez mejora significativamente las tasas de supervivencia, y los conductores que no saben cómo reaccionar en estas situaciones causan retrasos críticos

DüsseldorfActualizado:

Las consecuencias de bloquear el avance de los vehículos de emergencia y retrasar su llegada al lugar del accidente podrían ser fatales. De hecho, los expertos creen que las tasas de supervivencia de las víctimas de accidentes de tráfico pueden mejorar hasta en un 40% si reciben tratamiento solo cuatro minutos más rápido. Ford, en colaboración con Vodafone, está probando una tecnología de vehículo conectado que podría alertar a los conductores sobre un accidente reciente momentos después de que éste se haya producido. Además, el sistema puede proporcionar una alerta temprana de que los vehículos de emergencia se están acercando y hacia qué lado de la carretera deben moverse para evitar ser un obstáculo.

El sistema está diseñado para crear un «pasillo de emergencia» a lo largo del cual los bomberos, las ambulancias y los vehículos de policía puedan llegar a su destino más rápidamente; y se está probando como parte de KoMoD (Kooperative Mobilität im digitalen Testfeld Düsseldorf), un proyecto con un presupuesto de 15 millones de euros que realiza pruebas de nuevas tecnologías de vehículo conectado y conducción automatizada.

«La conducción conectada y automatizada son tecnologías clave del futuro. Ford cuenta con una larga trayectoria en el desarrollo y pruebas de infraestructura de vehículo a vehículo y de comunicaciones de vehículo a vehículo que pueden contribuir a una mayor seguridad vial y eficiencia en todo el mundo. Junto con Vodafone y en cooperación con las demás empresas implicadas, obtendremos conocimientos decisivos sobre los campos de pruebas de Düsseldorf para seguir avanzando en la conexión en red de los vehículos», ha afirmado Gunnar Herrmann, CEO de Ford Alemania.

En caso de accidente, la función «eCall», disponible en el nuevo Focus, puede llamar automáticamente a los servicios de emergencia y permite a los ocupantes hacerlo manualmente pulsando un botón SOS dentro del vehículo. Anticipando un futuro en el que todos los vehículos se comuniquen entre sí a través de redes de telefonía móvil y módems integrados, Ford y Vodafone están explorando ahora la forma en que «eCall Plus» podría también informar a otros conductores de que se avecina un accidente, a una distancia de hasta 500 metros. La atención a los vehículos de emergencia también emitiría la advertencia, utilizando las pantallas de los coches para mostrar la formación correcta del «pasillo de emergencia».

En las carreteras de dos carriles se crean «corredores de emergencia» entre los dos carriles por parte de los conductores que se detienen a ambos lados. Si hay más de dos carriles, entonces depende de si en la carretera se conduce por la izquierda o la derecha. Para aquellos países en los que los conductores conducen por la derecha, el corredor se crea entre el carril del extremo izquierdo y el que tiene directamente al lado. Pero incluso en aquellos países en los que ya es un requisito legal que los conductores adopten estas medidas, muchos conductores siguen sin cumplirlo. En Alemania, una encuesta reveló que casi la mitad de los conductores no saben cómo formar un «corredor de emergencia».

La nueva tecnología complementa la tecnología de Alerta de Vehículos de Emergencia que Ford también está probando en KoMoD. Esta envía una señal desde la ambulancia, el camión de bomberos o el coche de policía directamente a los conductores cercanos, para que sepan la ubicación exacta del vehículo y la distancia a la que se encuentra. Esto puede ser especialmente útil en áreas urbanas, por ejemplo, en un cruce donde puede ser difícil para los conductores identificar inmediatamente de dónde viene el sonido de la sirena.

«La revolución digital está trayendo nuevas formas de movilidad que pueden ayudar a salvar vidas en nuestras carreteras», asegura Hannes Ametsreiter, CEO de Vodafone Alemania. «Cuando los coches se comunican entre sí, nuestros equipos de rescate consiguen un espacio despejado que les permite proporcionar la ayuda adecuada en el momento adecuado, en situaciones en las que cada segundo cuenta».