Descapotables de lujo, para todo el año

El exceso de calor o frío nos frentan ante los descapotables, pero ya o son lo que eran. Ahora sí se pueden distrutar durante todo el año. Siempre que el presupuesto nos lo permita

MadridActualizado:

Una excelente tarjeta de presentación para sus afortunados propietarios que, según casos, viajarán con un solo acompañante o, como en el caso de los Bentley, BMW, Mercedes-Benz y Rolls-Royce de esta categoría, hasta con tres pasajeros más

123456789
  1. Para bolsillos solventes

    Capricho de bolsillos solventes, los descapotables más exclusivos del mercado simbolizan todo un estilo de vida. Una excelente tarjeta de presentación para sus afortunados propietarios que, según casos, viajarán con un solo acompañante o, como en el caso de los Bentley, BMW, Mercedes-Benz y Rolls-Royce de esta categoría, hasta con tres pasajeros más.

    Habituales de los espacios más sibaritas de Alemania, Estados Unidos, Dubai, Reino Unido o Japón, entre otros, en su mayoría son vehículos dotados de capotas automáticas de lona, siempre de envidiable estanqueidad, equiparable a sus equivalentes coupé de techo fijo. Esta solución permite mayor libertad estilística y responde a un clasicismo que, según los estudios de los fabricantes, es la preferencia de los compradores. De todos modos, la propuesta de Ferrari que acercamos a estas páginas, el todavía flamante California T –apenas un par de años de vida comercial-, opta por una cobertura rígida de dos piezas electrohidráulicamente desmontable. Este esquema asegura mayor seguridad contra los amigos de lo ajeno, y también una robustez un paso por delante cuando el coche viaja cerrado. Buen cosa para «digerir» con mayor soltura su abultada fuerza mecánica.

    Y es que, descapotables, hay para todos los gustos: desde rápidas y divertidas máquinas para disfrutar al volante de lo lindo con el cielo por techo a auténticos salones rodantes para «lucir tipo» por el bulevar de moda, siempre y cuando el tiempo acompañe.

  2. Caterham Superlight Twenty

    Puede que la potencia del minúsculo Caterham Superlight Twenty no deslumbre, pero le hace "volar" porque solo pesa 650 kilos. Eso sí, este biplaza descapotable, del que únicamente se producirán 20 unidades terminadas en el llamativo aluminio cepillado que se aprecia en la foto, es un modelo de conducción exigente, tipo kart, por su relación entre peso y potencia, la tracción trasera o la ausencia de electrónica de asistencia.

    No sirve para cualquier conductor: por encima de 1,80 metros de estatura es literalmente imposible sentarse al volante sin llevar pisado de continuo, al menos, el pedal de embrague. El techo es de lona; se monta por partes y a mano.

  3. Jaguar F-TYPE SVR Convertible

    Heredero del mítico E-TYPE el nuevo F-TYPE busca su sitio entre los deportivos descapotables más deseados del mercado con una versión aún más exquisita desarrollada por la División SVO. Lleva motor V8 de 5.0 litros sobrealimentado que aporta 575 CV de potencia. Y con estos datos ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos. Alcanza una velocidad máxima de 314 km/h. Esta versión SVR es más ligera, más rápida y más potente que sus hermanos, pero resulta fácil para el uso diario.

  4. Porsche 911 Cabriolet

    Un clásico entre los deportivos sin techo y con una innovación que habla del trabajo realizado en estas versiones. Con la capota puesta la versión Cabriolet tiene la misma línea aerodinámica que la versión cerrada. Tiene nuevos motores de seis cilindros, más potentes y de menos cilindrada gracias al uso, por primera vez, de un turbo, por lo que consumen menos que los anteriores. Hay versiones con 370 y 420 caballos, con tracción trasera o total y, opcionalmente, la mejor caja de cambios automática del mercado, la PDK.

  5. Ferrari California T

    La firma del "cavallino rampante" cuenta en catálogo con un modelo descapotable dotado de techo duro eléctrico plegable: el California T. Estricto biplaza, es de tracción trasera y, una vez cubierto, ofrece un maletero de 340 litros de capacidad. Además, disfruta de una mecánica de gasolina turboalimentada, 3.9 V8, que rinde 560 CV de potencia y permite acariciar los 320 km/h de velocidad máxima –en sólo 3,6 segundos llega a 100 km/h desde parado–. A cambio, consume un promedio homologado de 10,9 l/100 km

  6. Bentley Continental GTC

    Disponible con motores sobrealimentados de gasolina de 507, 529, 590 y 635 CV (versión Speed) de potencia, el descapotable de Bentley, fabricado en Crewe (Inglaterra), presume del mejor saber hacer artesano y del rigor en materia técnica y de calidades que imponen sus patronos del Grupo Volkswagen. Este rápido y confortable modelo integra tracción permanente a las cuatro ruedas y cambio automático de ocho marchas en toda la gama. Ligeramente remozado el pasado otoño, presume de una impecable terminación coronada por sorprendentes sibaritismos.

    Sin ir más lejos, el comprador puede escoger la madera en la que desea los apliques decorativos que cubren la consola o las puertas, entre otros. Simultáneamente, ofrece un total de cuatro plazas a cambio de un angosto maletero de sólo 260 litros -como el de un coche utilitario-. El techo es de lona y puede accionarse en plena marcha, pero sólo hasta un máximo de 30 km/h.

  7. BMW Serie 6 Cabrio

    Cuenta con habitáculo de cuatro plazas, todas independientes, cubiertas por una capota de lona electricamente practicable, incluso en marcha y a baja velocidad. En función de variantes, su tracción es trasera -como en el más enérgico M6 Cabrio- o total xDrive, pero el cambio es automático en todos los casos. De excelente dinamismo, el BMW Serie 6 Cabrio fue ligeramente actualizado el pasado otoño.

  8. Morgan Aero 8

    El Morgan más exclusivo de la marca británica fue actualizado el año pasado. Cuenta con bastidor de aluminio, pesa poco más de una tonelada y "corre que se las pela" con motor BMW de ocho cilindros y casi 400 CV. Fabricado de manera artesanal, este biplaza descapotable de diseño retro ofrece una línea de personalización a la medida de cada cliente.

  9. Rolls Royce Down

    A punto de aterrizar en nuestro mercado, este súper descapotable de cuatro plazas y techo de lona –se pliega en 22 segundos pulsando un botón, hasta 50 km/h– es la alternativa abierta al coupé de la marca Wraith. Costará unos 300.000 euros, una contundente tarifa que da paso a un vehículo de producción artesanal altamente personalizable. Por motor adopta un 6.6 V12 que lo catapulta hasta 100 km/h en menos de cinco segundos, como si de un rápido Porsche 911 se tratase.