Fermín Soneira, vicepresidente de Marketing en Audi: «Los eléctricos solo serán un tercio de las ventas globales»

La estrategia de Audi pasa por ofrecer todo un abanico de posibilidades en cuanto a motorizaciones

BARCELONAActualizado:

Fermín Soneira Santos (Gijón, 1972) lleva cuatro años como jefe de Marketing de Producto en Audi AG. Comenzó su carrera profesional en la compañía alemana hace 20 años, y tras pasar por Seat, volver con «su primera novia» fue apasionante. Regresó en 2014 y asumió la estrategia de producto y el posicionamiento de la marca para modelos de tamaño completo. También dirigió la estrategia de propulsión, CO2 y electrificación para todos los modelos de Audi. «Estamos en un momento de transformación y de cambiar la gama totalmente, por lo que me siento como un niño en una juguetería». En la actualidad, se preparan para ofensiva eléctrica que el Grupo Volkswagen está preparando hasta 2030. Para Audi, comienza con el recién lanzado e-tron.

¿Cómo se venden coches eléctricos en un país donde no existe infraestructura?

Hay que empujar y ayudar a que se genere esa infraestructura y, luego, explicarle al cliente que es cuestión de tiempo, que todo tiene que llegar y que va a llegar. Aunque en España no estamos tan avanzados, por ejemplo, en Noruega el 50% de las ventas son eléctricos y funciona, así que es posible. Lo que hace falta es eliminar las barreras y romper ese círculo vicioso de que si no hay infraestructura, no hay coche; y que si no hay coche, no hay infraestructura. Ahora las marcas apostamos por el producto, por lo que ya hay demanda, solo hace falta inversión privada y por parte de las administraciones.

¿Hacia donde se dirige la estrategia de Audi?

Ofrecemos claramente todo el abanico de posibilidades y queremos seguir ofreciéndolo. Hemos establecido una ofensiva de producto eléctrico muy fuerte -tanto eléctricos 100% como híbridos enchufables- con 30 modelos hasta 2025. Pero solo va a representar ⅓ de las ventas globales, ⅔ seguirán siendo los tradicionales motores de combustión, gasolina o diésel. Que también se están mejorando para que sean más eficientes. Al final es el cliente el que tiene que decidir de forma voluntaria y clara, sin imponer ninguna tecnología.

¿Todavía hay vida en el diésel?

El diésel en Europa está muy vivo y lo va a seguir estando. En España la situación es más difícil y, sobre todo, en los últimos meses, pero en Audi estamos convencidos de que el diésel es una alternativa totalmente razonable, sostenible a nivel CO2 -hasta un 25% más eficiente si lo comparamos con un motor a gasolina-, al igual que a nivel NOx -al mismo nivel que el gasolina- y con muchos años de historia. Por lo tanto, el diésel tiene todo el sentido del mundo y tiene futuro.

¿Qué está fallando entonces?

No dar mensajes claros a la sociedad y al cliente. En una época de transformación, el despiste de no saber qué coche comprar, a la larga es peor ya que, la incertidumbre hará que sigan conduciendo su coche viejo, que contamina más, durante más tiempo.

¿Es clave una ofensiva eléctrica?

Fundamental. Nuestra gama está definida al 90% hasta 2025. Los plazos de desarrollo y las inversiones son largos, por lo que hay que tener las cosas claras muy a largo plazo. En los próximos 18 meses, presentaremos doce vehículos electrificados -cinco eléctricos putos y siete enchufables-. Tras el recién llegado e-tron, el siguiente será el e-tron sportback, más coupé y deportivo que su antecesor; en 2020 llegará el e-tron GT, con un diseño brutal; y a finales de 2021, el Q4.

¿Cómo ha sido la acogida del primer eléctrico de Audi, el e-tron?

Muy buena. Nada más abrir las pre-reservas en septiembre de 2018, llegamos en muy poco tiempo a 20.000 solicitudes. Y ahora que están llegando las primeras unidades al mercado, la respuesta de la red y de los clientes que lo prueban, es fantástica. Además, un 10% del tráfico de interesados en Audi en España es para el e-tron. Creemos que el perfíl de un comprador de un Q5 o Q7, es un perfíl e-tron, ya que no por ser eléctrico será diferente. Reconocen que es un verdadero Audi. Así, también cabe destacar que somos los primeros en llegar y no hay demasiada oferta, por lo que los clientes que esten pensando en un eléctrico, podemos ganar cuota de mercado.

¿Han notado la caída en ventas? ¿Será algo puntual?

La caída a nivel mundial de Audi no se refleja ya que ha crecido en el primer trimestre con respecto al pasado año, además de tener muy buenos resultados financieros y de ventas. A Audi nos pilla en un momento muy dulce. Estamos renovando toda nuestra gama, no solo los eléctricos. Tenemos un A1 nuevo en el mercado y un Q3 Sportback que llega a finales de año con un diseño muy atractivo; seguro van a tirar de las ventas para ser líderes de mercado. Eso sí, espero sinceramente que mejore la situación ya que no es todo lo estable que nos gustaría por tensiones geopolíticas, transición política e industrial, desaceleración económica, inseguridad…