Los fabricantes de coches presentarán un plan «para una descarbonización sin prohibiciones»

José Vicente de los Mozos, presidente de la patronal Anfac, lamenta la falta de inversiones y la escasa coordinación entre administraciones

MADRIDActualizado:

La caída en las ventas de automóviles en los últimos cinco meses ha generado preocupación entre los fabricantes, que la achacan a la incertidumbre generada en el sector a raíz de las proclamas políticas contra los combustibles fósiles. Por eso, la industria presentará su propio plan estratégico de cara a 2040.

El horizonte temporal del proyecto, que se desvelará en el Salón del Automóvil de Barcelona, el 9 de mayo, es paralelo al proyecto de Cambio Climático del Ejecutivo de Pedro Sánchez. El ejecutivo planea prohibir la venta de coches de combustión dentro de dos décadas. En su lugar, la industria pide alejarse del prohibicionismo, como ha resaltado el presidente de la patronal de fabricantes, José Vicente de los Mozos, en un acto en Madrid.

«La automoción es estratégica para España, y queremos que siga siéndolo», ha resaltado De los Mozos, que ha achacado el descenso de las ventas en los últimos meses «a las incertidumbres generadas en el consumidor».

Según De los Mozos, los consumidores «no saben que comprar» ante los vetos a los coches diésel y la falta de infraestructuras para eléctricos, cuyo desarrollo por parte de las administraciones se halla paralizado. A ello hay que sumar unas previsiones económicas negativas que han paralizado la renovación de las flotas por parte de las empresas.

El surgimiento de planes climáticos en regiones como Cataluña, Baleares, Andalucía y Navarra no ha hecho sino complicar la madeja, lo que a juicio de De los Mozos «complica la transición» con la que la industria, por otro lado, «está comprometida». «Hace falta más coordinación, no puede haber cuatro planes diferentes de medio ambiente y 50 de calidad del aire».

Una situación que puede acabar impactando en las 17 factorías que la industria tiene en España, provocando «desequilibrios» en las menos preparadas. El sector, según ha recordado, supone el 10 por ciento del PIB y emplea al 9% de la población activa. Nuestro país es además el segundo mayor fabricante de vehículos de Europa y el noveno del mundo.

«Queremos que siga siendo un país importante», aseguró De los Mozos, que recordó que nuestro país fabrica 40 modelos diferentes y que en los próximos 18 meses llegarán otros 15, de los cuales 13 «estarán impulsados por energías alternativas».

Por ello, ha pedido que «se deje de asustar a los consumidores», a los que ha enviado un mensaje de tranquilidad. «Los vehículos que hoy se venden cumplen todas las normativas europeas», ha resaltado.

En cuanto a las ventas, De los Mozos ha coincidido en sus previsiones con las que Faconauto, patronal de los concesionarios, dio la semana pasada, estimando que el mercado, «en el mejor de los casos», será «estable» este año.