Guía definitiva para conocer y evitar las multas más comunes día tras día

Son muchas las sanciones que te podrán poner al volante, por mal mantenimiento del vehículo, por una mala circulación en las carreteras e incluso por mal estacionamiento

MadridActualizado:

En algún momento, fruto de la despreocupación o de la relajación, cometemos ciertas infracciones. Además de conllevar multas, hacen que nos pongamos en peligro a nosotros y a los que nos rodean en la carretera. Desde Multayuda nos detallan cuáles son las multas que más se repiten cada día:

-Conducir descalzo o con chanclas: Ya sea en invierno para liberarnos de los tacones, o en verano por ir con chanclas, a menudo los conductores terminan descalzos. Aunque en la legislación no especifica expresamente el calzado que se debe llevar al volante, sí especifica que debes ir de la forma más cómoda posible y que permita la conducción a la perfección. Por eso, debemos llevar un calzado que sujete bien el pie y no nos suponga ningún tipo de problemas. Esta infracción supone multas de 80 euros.

-Conducir sin camiseta: Esta es una infracción muy común en cuanto suben las temperaturas, y nos podría suponer un riesgo grande. El cinturón o el airbag, si no llevamos camiseta, nos pueden hacer quemaduras graves en la piel con cualquier frenazo sin importancia además de suponernos una multa de 80 euros.

-Tirar un cigarrillo por la ventana: Esta totalmente prohibido «arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios, accidentes de circulación u obstaculizar la libre circulación». Si lo haces las multas ascienden a 200 euros y 4 puntos.

-Comer y beber al volante: Como hemos mencionado anteriormente, los conductores deben estar totalmente concentrados en conducir sin ninguna distracción. Por eso, comer y beber al volante supone multas de 200 euros y 2 puntos.

-Manipular dispositivos electrónicos: Todos estamos al tanto de que utilizar el móvil supone una infracción grave. Pero lo que no todos sabemos es que utilizar cualquier tipo de dispositivo electrónico supone la misma infracción. Las manos deben estar siempre en el volante, por lo que cualquier tipo de distracción que nos haga quitarlas supone una multa de 200 euros y 3 puntos.

-Tocar el claxon sin motivo justificado: Para los amantes del claxon, tienen que saber que sólo se puede utilizar con motivos justificados y siempre que sea estrictamente necesario. Utilizar el claxon cuando no hay motivo justificado te puede costar hasta 80 euros.

-No llevar encima el carné de conducir: Otra infracción que nos puede suponer un disgusto. Si vamos en el coche, un agente nos lo pide y no lo llevamos, este despiste nos puede suponer multas de 10 euros. Si está caducado, la multa llegará a los 200 euros.

-Sacar el brazo por la ventanilla: En el verano nos gusta llevar la ventanilla bajada y uno de los gestos más repetidos es sacar la mano o el brazo por ella. Este hecho nos puede salir caro, ya que nos puede conllevar una multa de 80 euros.

Multas por mal mantenimiento del vehículo

El vehículo es una herramienta que siempre debe de estar cuidada ya que podemos jugarnos la vida con él. El mal mantenimiento del vehículo nos puede suponer cuantiosas multas. Nos explican las más frecuentes:

-Apurar demasiado los neumáticos: Los neumáticos son el único contacto del vehículo a la carretera. Si no están en buen estado pueden suponer peligro de accidente para nosotros y para los que nos rodean. Las multas por neumáticos con una profundidad menor a 1,6 milímetros son de 200 euros por cada neumático.

-No poner correctamente las luces: Con las luces hay que tener en cuenta, además de que estén en perfectas condiciones, que siempre vayan encendidas cuando corresponden para que el resto de conductores nos sitúen. Circular con las luces mal suponen una multa de 200 euros.

Sanciones por circulación

Estas multas se le imputan directamente al conductor por una mala circulación en las carreteras. Las más frecuentes son las siguientes:

-Exceso de velocidad: Todos sabemos que vayamos por donde vayamos debemos respetar las señales de tráfico, en especial las de velocidad. Nos permitirán, en caso de algún percance en la carretera, moderar la velocidad e incluso pararnos. Esta infracción lleva a multas de hasta 260 euros.

-No utilizar los intermitentes: Los intermitentes, como hemos mencionado en otros artículos es una herramienta muy importante de señalización que debemos utilizar para avisar, a los demás circulantes, de las maniobras que vamos a realizar. No utilizarlos se considera una sanción grave que se sanciona con multas de 200 euros.

-No circular por el carril derecho: En autovías y autopistas podemos circular por cualquier carril de forma libre. Pero si hablamos de vías interurbanas con más de un carril por sentido, siempre debemos circular por la derecha para no entorpecer la marcha de otros vehículos. De no hacerlo nos pueden sancionar con multas de 200 euros.

-Hacer un STOP como si fuera un ceda: Es muy importante realizar el STOP de forma correcta, ya que si están ahí es porque es una zona de poca o nula visibilidad y es necesario parar. Saltarse un STOP es una infracción grave que nos conllevará 200 euros y 4 puntos.

-Cargas mal aseguradas: Las cargas que no vayan bien aseguradas suponen un riesgo para el vehículo que circula detrás. Siempre deben ir bien sujetas y, si no van bien, la multa ascenderá a los 500 euros.

Multas por estacionamiento

Siempre tenemos que fijarnos en si nuestro coche, al estacionarlo, dificulta la circulación. Las sanciones de tráfico más frecuentes en estas ocasiones son las siguientes:

-Detenerse en la parada del autobús: Esta infracción es grave ya que pones en peligro a los usuarios que cogen el transporte público. Los usuarios tienen que salir a la calzada para coger el autobús poniendo su vida en peligro y, por eso, esta infracción supone multas de 200 euros.

-Abrir la puerta del vehículo sin mirar: Este hecho es muy peligroso tanto para nosotros, que puede llevarnos por delante otro vehículo, como para los otros vehículos. Esta infracción nos supone una multa de 260 euros.

-Estacionar sobre la acera: La acera está totalmente reservada para los peatones. Si estacionamos en ella, hacemos que estos deban salir a la calzada para pasar, poniendo su vida en peligro por lo que esto también es una infracción que supone 200 euros de multa.