Harrison Ford, Jason Statham y Ryan Gosling, entre los actores que han conducido modelos míticos de Peugeot

Algunos de los mejores intérpretes de la historia del cine hollywoodiense han conducido modelos míticos de la marca francesa en una fructífera relación entre el cine y la automoción para deleite de los amantes de ambos mundos

MadridActualizado:

Hace ya 20 años (1998) cuando un incipiente director francés llamado Luc Besson sorprendió a todos los espectadores a nivel internacional con una película que pasó a ser de culto para los apasionados del cine de acción: «Taxi». En aquella ocasión, un taxista muy especial de la ciudad de Marsella, interpretado por Samy Naceri, equipaba su Peugeot 406 como si de una nave espacial se tratase y esquivaba coches por las tortuosas calles de la ciudad francesa con una facilidad digna del mejor Sébastien Loeb.

Pero no es esta la primera incursión de Peugeot en el cine, y sobre todo, en el cine de acción, ya que el director y productor Luc Besson siempre ha tenido presente a la marca del león en sus películas. Taquillazos como «Transporter» (2002), «Venganza» (2008), «Lucy» (2014) o «Tres días para matar» (2014) han hecho que actores y actrices tan famosos como Jason Statham, Liam Neeson, Scarlett Johansson o Kevin Costner hayan conducido en trepidantes persecuciones modelos como el Peugeot 607, el Peugeot 2008, el Peugeot RCZ o el Peugeot 308, entre otros.

Pero no solo el genial cineasta francés ha contado con Peugeot como un protagonista más para sus películas. Harrison Ford, caracterizado como el doctor Richard Walken, conducía un Peugeot 604 junto a su esposa por París reviviendo su luna de miel hasta que esta última desaparece misteriosamente en «Frenético» (1988), de Roman Polanski.

Otra gran escena de acción y persecuciones con un Peugeot como protagonista sucede en la película «Ronin» (1998), con un reparto de excepción en el que sobresalen Robert de Niro y Jean Reno, en la que los buenos, montados en un Peugeot 406, persiguen a los malos a toda velocidad por varias ciudades europeas. En este film también se pueden ver otros modelos como el Peugeot 306, el 405, el Peugeot Partner y el Peugeot 205.

Últimamente, la sorprendente «Blade Runner 2049» (2017) muestra un Peugeot muy especial, ya que es un híbrido entre moto y coche futurista que el protagonista de la cinta, Ryan Gosling, elige como vehículo para moverse por el entorno apocalíptico que dibuja el remake del gran film dirigido por Ridley Scott en 1982.

Todas estas películas pertenecen a la época moderna de Hollywood, con actores todavía en activo y un formato muy parecido de hacer cine de acción, si bien Peugeot ya estuvo presente en series y películas anteriores, como, por ejemplo, Colombo (1968), protagonizada por Peter Falk, en el que conducía un Peugeot 403 Cabrio en un estado de conservación y funcionamiento lamentable, al más puro estilo del teniente de Los Angeles. Y hasta el archiconocido James Bond, en la película «Solo para tus ojos» (1981) conducía un mítico Peugeot 504, cuyo objetivo era recuperar un dispositivo militar secreto antes de ser vendido a mafiosos rusos.

¿Más películas? «Los infieles» (2012), dirigida por varios directores franceses, e incluso nuestro genial Torrente, que en la tercera parte de la saga «Torrente 3: el protector» (2005) protagonizaba una de las más hilarantes persecuciones del cine patrio con Jesulín de Ubrique y el propio Santiago Segura haciendo saltar varios Peugeot 205 y Peugeot Partner por los aires. Toda una historia de amor cinéfilo entre el celuloide y Peugeot que, seguro, seguirá extendiéndose en un futuro muy cercano con otros taquillazos nacionales e internacionales.