ABC

Los Mejores Coches ABC hechos en España

Desde el Renault 5, el primer vehículo que recibió el título en 1973, fabricado en Valladolid y Palencia, al Citroën C4 Cactus, un coche totalmente «made in Spain» que se llevó el galardón en el año 2015. Repasamos los modelos premiados en los últimos 46 años que han sido fabricados en nuestro país

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace casi 50 años, pensar en un coche autónomo o un vehículo conectado parecía «ciencia-ficción», pero ha pasado ya tanto tiempo que los primeros vehículos autónomos ya están siendo testados en países como Japón y los conectados pretenden ser la apuesta de futuro, sobre todo, de personas de movilidad reducida. Aunque los utilitarios han mejorado en seguridad y electrónica en estos 46 años, todos tiene algo en común: con el premio al « Mejor coche del Año ABC» se han convertido en auténticos «superventas».

[PINCHA AQUÍ PARA ACCEDER A LA WEB DEL MEJOR COCHE DEL AÑO Y VOTA POR TU FAVORITO]

Este galardón nació en el año 1972, cuando ABC creó el premio a través de su sección semanal Mundomóvil, la primera de este tipo que se publicaba en un diario nacional, dedicada al mundo del motor. Un galardón que se otorga en España y que premia a coches fabricados en nuestro país y en todo el mundo.

El panel de votación de la primera edición lo integraron cinco nuevos modelos: el Renault 5 -que resultó ganador- el Seat 127, el Citroën Dyane 6, el Austin Victoria y el Simca 1.200-S. Todos ellos muy distintos a las versiones que encontramos en esta 46 edición de los premios ABC, en la que los lectores han tenido la posibilidad de votar por su favorito entre los ocho candidatos, convirtiéndose en un miembro más del jurado. Este miércoles 13 de diciembre se elegirá al «Mejor Coche del Año ABC 2018» entre los ocho modelos.

Por marcas, Citroën con 10 victorias, Renault con 9 y Peugeot con 8, son las que en más ocasiones se han llevado este prestigioso premio. Aunque, en esta ocasión, detallamos qué modelos de los premiados en los últimos 46 años han sido hechos en nuestro país.

El Renault 5 fue el primer vehículo que recibió el título en 1973 y uno de los automóviles más importantes del último cuarto de siglo. Fabricado principalmente en su país de origen, Francia, también lo fue en Valladolid y después Palencia. De Valladolid salió, entre muchos otros, la versión semideportiva TS (Tourisme Sport), considerado como un compacto deportivo de lujo, con el que conocidos pilotos españoles como Carlos Sáinz o Jesús Puras se iniciaron en el mundo de los rallys.

Entre los años 1973 y 1977, los vehículos fabricados en España que consiguieron alzarse con el premio «Mejor Coche del Año ABC» fueron el Simca 120 (1975), fabricado en la factoría Barreiros de Villaverde, en Madrid; el Seat 131 (1976) que, entonces, dominaba el mercado nacional y consiguió inscribir su nombre por primera vez en la lista fue fabricado en la Planta de Seat en la Zona Franca de Barcelona.; y el CX de Citroën (1977), que supuso una revolución en el mercado nacional por su excelente nivel de acabados, su gran capacidad interior y las formas enormes de su carrocería. Y no fueron nada más y nada menos que 17.199 modelos los que fueron construidos en la fábrica de Vigo.

En 1978 eran los tiempos del despegue de Chrysler en España, que había adquirido la planta de Villaverde y, con el 150, ofrecía a las familias españolas un coche polivalente, muy amplio y con un gran portón posterior que agrandaba la zona de equipajes. Y para acabar la década de los 70, el Renault 18, fabricado en Valladolid y Palencia, significó uno de los mayores aciertos de la marca francesa ya que se popularizó al ser muy utilizado como taxi en toda nuestra geografía.

Hasta el año 1985, el Seat Ritmo, el Ford Escort, el Renault 9 y el Peugeot 205 pusieron el listón muy alto. Premiados en 1980, 1982, 1983 y 1985 y fabricados en Barcelona, Valencia, Palencia y Madrid, respectivamente, significó que la amplia geografía española daba cobijo a muchas marcas y modelos que posteriormente significarían tanto para nuestra historia. Y es que el Escort -el segundo turismo que salió de la planta de Almussafes- aportaba una magnífica terminación interior y una completa gama de posibilidades; el R-9 era considerado como un valor seguro y el 205 aportó una imagen nueva y moderna entre los coches del segmento de los utilitarios, por lo que su aceptación fue inmediata tanto en España como en toda Europa.

En 1986 y el 1989, el Seat Málaga, producido en Barcelona, y el Renault 19, en Valladolid y Palencia, pusieron fin a la década de los años 80. Pero solo para abrir paso a una nueva generación de utilitarios, sobre todo, mundiales. Y es que a partir del año 1990, los premios «Mejor Coche del Año ABC» congregaron más a vehículos fabricados en todo el mundo, de gran calidad y eficiencia producidos cada vez más por marcas nuevas, aunque la fabricación española siempre continúa.

En 1990, el Ford Fiesta conseguía este galardón a la segunda. El Fiesta había sido todo un hito dentro de la automoción española, y un acontecimiento industrial por ser el primer vehículo salido de la planta de Almussafes. Tan solo un año después, se lo llevó el Renault Clio, fabricado en Valladolid, y en 1997, el Renault Megane, en Palencia.

Diez años después, un vehículo fabricado en nuestro país, más concretamente en la fábrica de Villaverde, se volvió a llevar el premio, el Peugeot 207. Y, por último, en el año 2014, el Seat León, producido en Martorell, se ha convertido en una de las alternativas del segmento más atractivas del mercado; y en el año 2015 se lo llevó el Citroën C4 Cactus, un coche totalmente «made in Spain». Desde las líneas de producción del Centro de PSA Peugeot Citroën en Madrid, los C4 Cactus se distribuyen por todo el mundo.