BMW GROUP

Mini presenta su nuevo logotipo: auténtico pero fiel a la tradición

Dicho logo se podrá ver en todos los modelos MINI a partir de marzo de 2018: en el capó y en la zaga, en el centro del volante y en la llave del coche

MadridActualizado:

Las grandes marcas siempre se preocupan por tener un logotipo perfectamente reconocible, un símbolo que se grabe en nuestro cerebro y que identifiquemos en décimas de segundo cada vez que aparezca ante nuestros ojos. Aunque algunos sean simplemente las siglas de sus nombres, muchos fabricantes utilizan la simbología como distintivo.

Este el caso de Mini, ya que lo esencial de su identidad es la importancia de los valores tradicionales junto a un espíritu de desarrollo orientado al futuro. Y esta filosofía también se refleja en el aspecto visual de la marca premium británica, cuyo elemento central es el logotipo de la marca. Ahora, han querido ir más allá y han presentado un diseño reducido que se centra en lo esencial reflejando un claro compromiso con la tradición de la marca británica, que se remonta a casi 60 años atrás.

Este nuevo logotipo de Mini, que se verá en todos los modelos actuales a partir de marzo de 2018, está inspirado en el estilo tridimensional de la imagen existente desde el relanzamiento de la marca en 2001, pero aplicando una forma de expresión visual conocida como «flat design» o diseño plano, que mantiene los elementos gráficos clave. Así lo han comunicado desde la marca.

Además, la conservación de lo fundamental, con el diseño impregnado de tradición del círculo alado con el nombre de la marca escrito en letras mayúsculas en el centro, garantiza que el logotipo sea reconocible al instante. Al evitar deliberadamente el uso de sombras y de tonos grises, se crea un contundente efecto de contraste entre el blanco y el negro que transmite la claridad y autenticidad de la nueva identidad de marca.

El nuevo logotipo se podrá localizar, como ya es común a día de hoy, en todos los modelos de vehículos, en el capó, la zaga, el centro del volante y el mando a distancia. Asimismo, marca el inicio de otro capítulo de la variada historia del logotipo de Mini, que ahora se asemeja al introducido en el modelo clásico a medidos de la década de 1990. Por entonces, el nombre de la marca también aparecía en mayúsculas en medio de un círculo con alas estilizadas.