COMPARATIVA DIÉSEL-GASOLINA

Opel Astra Ecotec Y CDTi: manda el diésel

Enfrentamos las dos mecánicas de la última generación del popular «superventas»

Actualizado:

Todo ha cambiado para bien en el nuevo Opel Astra. Nuevo de arriba a abajo, bien hecho y mejor presentado, pese a su juventud es "Coche del Año en Europa 2016" y ha sido finalista del "Mejor Coche del Año ABC 2016". No extraña, pues reúne credencialespara batirse bien en el segmento de los compacto en Europa, el más competido –en España, 26 por ciento de ventas–. Frente a sí, una batería de rivales: Hyundai i30, Kia cee’d, Seat León, Peugeot 308, Renault Mégane, VW Golf, entre otros.

Según versiones, pierde 120 a 200 kilos, lo que refuerza su agilidad (es confortable y aplomado) y reduce el consumo. Todo es fruto del empleo de acero de alta y ultra alta resistencia, asientos que ahorran diez kilos, un chasis 50 kilos más liviano y una electrónica que lima otros once kilos. Es más corto y bajo, pero más capaz –cuatro adultos se acomodan bien–. Por maletero está en la media.

Bajo el capó, una diversidad de propulsores de nuevo cuño. Hemos analizado el 1.4 ECOTEC Turbo de gasolina y 150 CV, silencioso y satisfactorio, pero de empuje inferior a lo esperado para su potencia. Y supera los 8 l/100 km "reales", cuando anuncia 5,1 l/100 km.

Frente a él, el diésel 1.6 CDTI de 136 CV suena y vibra más, pero su empuje y "reprise" son mejores. Y se contenta con 5,4 l/100 km; como el anterior asocia un cambio manual excelente.

Al final, equiparando el nivel Excellence, el diésel, 985 euros más caro, se amortiza en 24.000 kilómetros (49.000 km según el gasto oficial). Una cuenta clara y contundente a su favor.