Perfil del ganador del Mejor Coche del Año ABC: compacto y de precio medio

Este miércoles se elige el ganador número 46 del galardón más prestigioso del mundo del Motor en España

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles se elegirá el próximo ganador del Premio ABC al Mejor Coche del Año 2018. El galardón reconoce al mejor vehículo comercializado en nuestro país a través de los votos del público y de redactores de 34 medios de comunicación especializados. Una dádiva para la que compiten este año ocho vehículos: el Seat Ibiza, el Citroën C3 Aircross, el Kia Stonic, el Peugeot 5008, el Hyundai i30, el Alfa Romeo Stelvio, el Honda Civic y el Jeep Compass.

El premio, el más prestigioso del sector en España, cumple 46 años en esta edición. Es, por tanto, un buen momento para echar la vista atrás y repasar a los vehículos premiados en anteriores ocasiones. Y es que mucho ha cambiado el parque móvil español entre aquel lejano 1973, en el que se reconoció al Renault 5 como vehículo más reseñable, y noviembre de 2017, cuando se premió al Seat Ateca.

Ángel de Antonio
Ángel de Antonio

Entre ambas fechas, los coches han crecido en tamaño y carga tecnológica, y conceptos como la conectividad a bordo han sustituido en las preferencias de los compradores al aire acondicionado o los elevalunas eléctricos, básicos ya para cualquier vehículo en nuestro mercado. También han surgido nuevas categorías de vehículos, como los exitosos SUV, siglas de Sport Utility Vehicles, una aleación entre berlina o compacto y todoterreno, más alto y amplio que los primeros, que se han situado en las listas de los más vendidos en España.

Unos cambios que también se han ido viendo reflejados en el listado de ganadores del Premio ABC al Mejor Coche del Año, como demuestra el reconocimiento, el año pasado, al flamante crossover de la marca española del segmento C-SUV (compacto grande), al que precedieron otros SUV como el Hyundai Tucson (C-SUV), en 2016, o el C4 Cactus (B-SUV, o crossover urbano), en 2014. No obstante, analizando las estadísticas, los vehículos de corte más tradicional se mantienen aún a mucha distancia.

ABC
ABC

Desde 1973, 14 vehículos del segmento C, el 31,11% del total de los ganadores, han sido seleccionados como Mejor Coche del Año ABC. Este segmento agrupa a compactos y berlinas con capacidad para cinco adultos y (y para dos niños más en el caso de los monovolúmenes compactos), si bien su tamaño, como el del resto, se ha ido incrementando con el paso de las décadas. Así, si por ejemplo el Simca 1.200, ganador en 1975, medía 3,93 metros, el Hyundai i30 de 2008 crecía hasta los 4,24, y su generación actual, que compite este año, mide 10 centímetros más.

Simca 1200
Simca 1200

Los máximos ganadores del Premio al Mejor Coche del Año no solo son de tamaño medio, sino también de precio medio, si bien este igualmente se ha ido incrementando con el paso de los años, al son de la inflación. Así, las 608.572 pesetas del Seat Ritmo, premiado en 1980, se convierten en 1.473.450 para el Citroën ZX, galardonado en 1992. En 2002, pasada ya la frontera a los euros, el Peugeot 307 se estrena a partir de 18.000 euros, aunque el último premiado de la categoría, el León, parte de los 18.790, apenas 790 euros más.

Al segmento C sigue en importancia, con 9 vehículos premiados, el 20%, el segmento B, el de los utilitarios o compactos pequeños, con capacidad para cuatro adultos y un niño. Agrupa a coches de menor tamaño que el C, pero también en ellos se ha notado el «estirón» generalizado: si bien el primer Coche del Año ABC, el Renault 5, de tres puertas, medía 3,52 metros de largo (y costaba 132.500 pesetas), el -por ahora- último premiado de esta categoría, el Peugeot 208 de 2013, aumentaba hasta los 3,96 metros (y su precio ascendía a los 10.200 euros).

Peugeot 208
Peugeot 208

Aunque la distancia en tamaño es grande, el siguiente segmento en importancia entre los premiados por ABC es el D, con 8 vehículos, el 17,78% del total. Este segmento agrupa a coches de tamaño medio o medio grande, como el Citroën GSA, galardonado en 1974 (y cuyo precio de partida se situaba en 163.500 pesetas), un vehículo enorme para su época, de 4,20 metros de largo. También al Renault 21, ganador en 1987, que medía 4,46 metros y costaba 1.740.000 pesetas, si bien equipaba de base lujos como antinieblas y paragolpes color carrocería, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, dirección asistida y cuentarrevoluciones, aire acondicionado y, en opción pintura metalizada; y un brioso motor de 92CV. Otros representantes de esta categoría premiados son el Peugeot 407, en 2005 o el 508, un coche de 4,79 metros y 22.600 euros, en 2012.

Cierra la tabla de los segmentos tradicionales, con el 6,67% y 3 coches premiados, el más pequeño, el A, en el que se encuadran coches urbanos como el Citroën AX, premiado en 1988, el Fiat Cinqueccento, en 1993, y el innovador Peugeot 1007. Se trata de vehículos de tamaño reducido, pensados especialmente para entornos urbanos, aunque con capacidad para cuatro adultos. El precio también acompaña su compacto tamaño, ya que el último galardonado, el monovolumen 1007, se situaba en los 15.000 euros en 2006, un año después de su lanzamiento.