Pila de combustible, hidrógenoA punto el primer coche de hidrógeno de un constructor independiente inglés, el Riversimple Rasa

Con un peso de sólo 520 kg de peso alcanza los 100 km/h en diez segundos y anuncia una autonomía de 450 kilómetros

MadridActualizado:

En un país como Gran Bretaña donde prácticamente vale todo a la hora de homologar un coche, la marca galesa Riversimple acaba de presentar su última propuesta: un curiosos coche eléctrico que debe su nombre a la expresión latina "tabula rasa". Es decir, “empezar de cero” e inaugurar una nueva era de coches medioambientalmente respetuosos.

El diseño del Riversimple Rasa recuerda a algunos deportivos ingleses de los años 60
El diseño del Riversimple Rasa recuerda a algunos deportivos ingleses de los años 60

Sus propulsores son cuatro pequeños motores eléctricos situados en cada una de las ruedas que reciben su energía de una pila de combustible. Un problema pues en el Reino Unido tan sólo hay 14 puntos de repostaje con hidrógeno, algo que tampoco ha echado para atrás al fabricante galés.

En alquiler

Además de proponer un concepto de coche revolucionario, la marca británica Riversimple también ha considerado su puesta en el mercado de una manera revolucionaria y en lugar de venderlo de forma convencional ha decidido alquilarlo por 650 euros al mes con todos los gastos de mantenimiento, seguro e incluso combustible incluidos.

Interior del biplaza inglés
Interior del biplaza inglés

Después de más de 15 años trabajado en el revolucionario modelo de fibra de carbono y con las puertas que se abren como los legendarios alas de gaviota de Mercedes, el fabricante inglés Riversimple está a la búsqueda de inversores que faciliten su producción en serie y por tanto su puesta en el mercado.