Los prototipos de Peugeot que se adelantaron a su tiempo

Desde 1936, los prototipos de Peugeot se han caracterizado no solo por una estética atrevida y futurista sino también por anticiparse a tendencias y avances técnicos que han terminado por hacerse realidad varios lustros después

Actualizado:

El Centro de Diseño de Peugeot parece tener con una bola de cristal. Desde 1936, los distintos prototipos y concept-cars desarrollados por los estilistas e ingenieros de la Marca se han caracterizado no sólo por una estética atrevida y futurista sino también por anticiparse a tendencias y avances técnicos que han terminado por hacerse realidad varios lustros después.

Más allá de ser un mero ejercicio de estilo, los concept-car siempre han tenido la vocación de anticipar líneas de diseño y tecnologías que se acabarán incorporando a medio a largo plazo en los vehículos actuales. Una filosofía que, lejos de ser una moda en Peugeot, está sólidamente arraigada en su historia. Ya en 1936, el fabricante francés inició los estudios para desarrollar un futuro modelo de alta gama dispuesto a tomar las carreteras en los años 40. De estos trabajos surgió uno de los vehículos más sorprendentes de su historia: el Peugeot 402 n4x.