¿Puedo conducir si sufro alguna de estas enfermedades?

Padecer algún tipo de fobia, diabetes, esquizofrenia o párkinson pueden provocar que nos convirtamos en un peligro en la carretera

ABC MOTOR
MadridActualizado:

Un ataque de estornudos, padecer algún tipo de fobia, diabetes, esquizofrenia o párkinson pueden provocar que nos convirtamos en un peligro en la carretera. Como ejemplos, padecer una alergia puede hacer que conduzcamos durante más de 800 metros sin la atención suficiente si nos da un ataque de estornudos. Además el 20% de las personas que sufren fobias al volante dejan de conducir, y determinados pacientes diabéticos deben renovar el carné de conducir cada 5 años. Adicionalmente, la Dirección General de Tráfico (DGT) prohibe conducir a quienes padecen esquizofrenia, Alzheimer o párkinson.

Ante esto, la DGT, a través de varias infografías publicadas en su revista digital, nos plantea qué síntomas producen enfermedades como Alzheimer, apnea del sueño, depresión, diabetes, epilepsia, gripe, alergias, ictus, parkinson, alteraciones de la visión... así como algunos consejos para afrontarlas e, incluso, si puedo o no conducir mientras la padezco.

DGT
DGT

También tomar ciertos medicamentos provoca efectos adversos que deterioran la capacidad para conducir. En este tema, la Agencia Española de Medicamentos ha realizado una revisión completa para conocer aquellos que interactúen con la conducción, y hacer que incluyan en sus envases un pictograma (coche dentro de un triángulo rojo) que alerte a los consumidores. Un 25% de los medicamentos de venta en España tienen que llevar este distintivo, e informar en sus prospectos sobre las posibles reacciones que pueden afectar las facultades del conductor.

DGT
DGT

Los consejos más frecuentes son:

-Si está tomando medicamentos y nota sueño, pérdida de reflejos, le cuesta concentrarse... evite conducir y consulte a su médico.

-Al iniciar un tratamiento, tenga cuidado los primeros días, y especialmente las primeras horas: es cuando la reacción es más fuerte.

-Tome la dosis prescrita y durante el tiempo que le hayan indicado.

-Nunca tome alcohol junto con fármacos, puede incrementar sus efectos adversos.

-Si conduce de manera habitual, informe a su médico, le prescribirá la medicación que menos efectos le produzca.

-Nunca se automedique, ni utilice medicaciones recetadas para otros.

-Si tiene dudas, no deje de tomar el medicamento para poder conducir. Siga con su medicación, no conduzca y consulte con su médico.