Señales que indican que es el momento de cambiar de coche

Una serie de características nos irán alertando de que ese cambio de vehículo debe ser inminente

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dejando de lado factores como la seguridad, el diseño o los motores más eficientes de los coches modernos y que son factores claves que nos pueden motivar a cambiar de coche, hay otras señales que nos alertan de que ese cambio de coche debe ser inminente. Y es que el motor es clave en la vida de un vehículo. Las piezas móviles sufren desgaste por el uso, mientras que las fijas se van deteriorando por el paso del tiempo. ¿Qué nos hace pensar que ha llegado el momento de cambiar de coche? Desde el RACE nos dan todas las pistas:

-Escuchas ruidos extraños en el motor, tanto cuando arrancas como cuando está en marcha.

-La temperatura del motor no se mantiene estable.

-Notas vibraciones en el volante, en los pedales, en la transmisión…

-Las pérdidas de fluidos o sudoraciones por juntas y manguitos son cada vez más frecuentes.

-Detectas ruidos y holguras en la dirección, suspensión, transmisión, embrague o frenos cuando estás circulando: el sistema de amortiguación no absorbe bien las irregularidades del asfalto, tienes que hundir más el pedal del freno para detener el coche, te cuesta cambiar de marchas… son señales de que tu seguridad está en riesgo.

-Si el humo que sale del tubo de escape es de color negro es síntoma de que el motor está quemando mucho combustible y puede estar provocando desperfectos en otras piezas.

-Sufre pequeñas averías pero muy continuas.

-La carrocería se encuentra en mal estado, con óxido o golpes.

-El habitáculo tiene defectos de funcionamiento, roturas, y en general está sucio y en mal estado.

Asimismo, si es un coche que ronda los diez años y en el que estas señales están presentes, es momento de cambiar de coche para circular con seguridad. Valora los pros y contras de conducir un coche viejo y en mal estado. Por si te ayuda a decidirte, la antigüedad media de los vehículos tipo turismos implicados en accidentes con víctimas se sitúa en 14 años en 2016 según datos de la Dirección General de Tráfico. La DGT alerta que el riesgo de muerte se duplica cuando circulamos en un vehículo de más de 7 años y se triplica cuando tiene entre 10 y 14 años.