Del «Simply Clever» al «Simply Surprising»: así ha cambiado el lenguaje de diseño de Skoda

La nueva inscripción de la marca checa en letras mayúsculas simboliza el incremento de confianza de la marca

MadridActualizado:

Más moderno, deportivo y, por encima de todo, más emotivo: la nueva fase de desarrollo del lenguaje de diseño de Skoda debuta en un vehículo de producción en serie con el nuevo Scala. La marca checa está llevando a cabo una evolución consistente, más que una revolución. El ADN original de la marca checa se ha enriquecido con elementos cristalinos, inspirados en la tradición del arte del cristal checo. Ahora, el ADN de Skoda se acentúa gracias a una sorprendente interacción entre función y emoción: «Simply Surprising». Al mismo tiempo, los nuevos vehículos de Skoda siguen manteniendo los valores de la marca, que se resumen en el término «smart understatement».

El responsable de Diseño de Skoda, Oliver Stefani, enfatiza que quieren «llegar a más gente y atraerla con nuestro nuevo lenguaje de diseño, que es más fluido, más dinámico y, por encima de todo, más emotivo. Nuestro objetivo es que los clientes no solo elijan un Skoda porque es práctico, ofrece una gran cantidad de espacio y una excepcional relación calidad-precio; también les tiene que encantar el diseño y deben tener una relación emocional muy especial con su vehículo».

La sede central de la marca está en Mladá Boleslav y la compañía tiene su hogar en Praga, en el corazón de Europa. Su equipo es muy internacional: está formado por más de 150 trabajadores de 28 países. Esto aporta ideas procedentes de las culturas más diversas de todo el mundo. También se inspira en la cultura checa, con su impresionante arquitectura y la famosa artesanía bohemia en la fabricación de cristal. Con líneas afiladas y precisas, y formas dinámicas inspiradas por el cristal, el primer paso evolutivo del lenguaje de diseño de Skoda se completó en 2015 cuando se presentó la tercera generación del Superb.

En 1996, con la presentación del Octavia, el eslogan «Simply Clever» se convirtió en la receta del éxito para la marca. Ahora, la siguiente fase de desarrollo está en marcha, tanto para el exterior como para el interior. «Simply Surprising» combina la facilidad de uso familiar y las funciones optimizadas ergonómicamente con un diseño cristalino y una emotividad incrementada sin que resulte arrogante; fiel al lema «smart understatement».

Nuevos hitos

Karl Neuhold, responsable de Diseño Exterior de Skoda, explica que «el nuevo lenguaje de diseño evoca emociones e irradia más dinamismo y deportividad. Ahora, el fabricante también despierta deseo por su aspecto, y gracias a las proporciones perfectas de un vehículo de cabina larga, se preserva el generoso espacio típico de nuestra marca por el que todo Skoda es conocido».

Con el nuevo lenguaje de diseño, la parrilla del radiador llama inmediatamente la atención. Con su distintiva forma hexagonal, se mantiene erguida y crea una apariencia auténtica. Una línea tornado característica, que se extiende a lo largo del lateral, alarga visualmente el vehículo y realza su deportividad y dinamismo. Las superficies suaves despiertan emociones; se pueden encontrar elementos cristalinos en los faros delanteros planos con superficies de cristal y en los afilados faros traseros en forma de L. Un nuevo símbolo de confianza y de evolución del diseño de la marca es la inscripción Skoda en letras mayúsculas en el centro del portón trasero. El generoso espacio interior se mantiene intacto.

Pantalla central elevada

Norbert Weber, responsable de Diseño Interior y de Color y Acabados de Skoda, comenta que «los interiores de nuestros prototipos Vision X y Vision RS son una demostración realista del futuro del nuevo lenguaje de diseño interior de Skoda, con nuevos colores y materiales que subrayan su nuevo espíritu. El concepto interior democrático, que celebra su estreno con el nuevo Scala, marca el punto de partida para la nueva identidad emocional y funcional de la marca».

El nuevo concepto interior, que debuta en un modelo de producción en serie con el Scala, no se caracteriza solo por el uso equilibrado del espacio a lo largo de todo el vehículo, sino sobre todo por un panel de instrumentos rediseñado. Es simétrico e invoca la línea de la parrilla del radiador y el capó con la cúpula central y el logo de Skoda. La pantalla autónoma del sistema de infoentretenimiento está situada en el centro y en una posición elevada, en el campo de visión del conductor. También se forma una línea de carácter bajo la pantalla por parte de una repisa ergonómica para operar la pantalla táctil con la mano.

Textura única

Andrea Jensen, coordinadora del equipo de Color y Acabados de Skoda, explica que se esfuerzan «para lograr una armonía entre materiales y colores en el interior y el exterior, y buscamos el mejor resultado posible. El diseño quiere provocar emociones y, al mismo tiempo, ajustarse al ADN de la marca; esto es lo que ocurre, por ejemplo, con la nueva textura de la superficie en el panel de instrumentos y los paneles de las puertas».

El nuevo concepto interior incluye colores cálidos y agradables, así como materiales de alta calidad. Además de la tapicería de los asientos hecha de microfibra Suedia con costuras en un color de contraste, se incluyen las superficies suaves del salpicadero y los paneles de las puertas. Cuentan con una nueva textura modelada sobre estructuras cristalinas que va a caracterizar el estilo de la marca Skoda en el futuro.