¿Tomas benzodiacepinas? Cuidado al coger el coche

El peligro de las benzodiacepinas –indicadas para tratar la ansiedad y el insomnio– es que interfieren con la conducción segura, ya que ralentizan las reacciones, alteran la coordinación y producen exceso de sedación

S. M.
MadridActualizado:

El 15% de la población (11% de los conductores) tomó benzodiacepinas en 2016 y cerca del 2% de la población (1% de los conductores) las tomó a diario. Con frecuencia se consumen con antidepresivos y con analgésicos. Las mujeres las consumen con mayor frecuencia, consumo que aumenta con la edad. El peligro de las benzodiacepinas –indicadas para tratar la ansiedad y el insomnio– es que interfieren con la conducción segura, ya que ralentizan las reacciones, alteran la coordinación y producen exceso de sedación, según la revista de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Las benzodiacepinas se introdujeron en terapéutica a comienzos de los 60. La primera fue el clordiacepóxido y poco después el diazepam, conocido mundialmente como Valium. Su introducción fue un hito, debido a sus propiedades ansiolíticas, hipnóticas, anticonvulsivantes, relajantes musculares, etc, que los harían fármacos de referencia.

Hoy día siguen siendo fármacos de primera línea para muchos procesos. En general se consideran fármacos de referencia para tratar ansiedad e insomnio, aunque se empieza a disponer de alguna alternativa farmacológica.

Ningún grupo de medicamentos está exento de efectos adversos. Y aunque, en general, estos fármacos son seguros, gran parte de su toxicidad se relaciona, entre otros efectos no deseados, con el exceso de sedación, enlentecimiento del pensamiento y del tiempo de reacción, alteración de la coordinación y la relajación motora que pueden provocar.

Si quiere saber quién toma benzodiacepinas en España, cuáles son los principales medicamentos de este tipo, y con qué otras sustancias y medicamentos se suelen tomar mezclados, haga click en la imagen y verá la infografía con dichos datos.