Trucos infalibles para enfriar el coche en plena ola de calor

Con unas sencillas técnicas será más fácil acceder al vehículo sin quemarse y que el aire acondicionado actúe de manera más eficiente

MADRIDActualizado:

En pleno mes de agosto se prevé que este viernes las temperaturas superen los 42 grados en muchos puntos de España, algo que tendremos que tener en cuenta si nos vamos a mover en coche. Aunque la mayoría de los vehículos modernos disponen de climatizadores y aire acondicionado, antes de acceder a los vehículos podemos poner en práctica una serie de consejos con los que conseguiremos eliminar el calor acumulado en su interior, evitar quemarnos nada más entrar en el coche, y hacer que el aire acondicionado sea mucho más efectivo.

Un consejo para enfriar el interior del coche de forma más eficiente es bajar un poco las ventanillas durante los primeros minutos, a la vez que se enciende el aire acondicionado. Así, mientras el climatizador inyecta aire frío en el habitáculo, el caliente, más ligero, escapa por las rendijas.

Otra ingeniosa técnica consiste en bajar completamente una ventanilla del vehículo antes de abrir y cerrar enérgicamente la puerta del lado opuesto cinco veces. El efecto de presión-depresión generado por el movimiento de la puerta provoca una fuerte corriente de succión dentro del habitáculo. Así, el aire caliente sale por la puerta y es sustituido por el fresco que entra por la ventanilla abierta.

Para que la ola de calor no afecte demasiado a nuestro coche y a su mecánica se pueden seguir además estas otras recomendaciones:

1. Controle la temperatura del motor: el sobrecalentamiento del vehículo es uno de los mayores riesgos ante una ola de calor. Para prevenirlo, es útil controlar la temperatura del motor. Cuando esta se aproxima a zona de alerta roja, conviene no pararlo de golpe. Sí que es útil, sin embargo, apagar el aire acondicionado y abrir las ventanillas. Esto facilitará que el motor pueda comenzar a enfriarse, al tener menos cargas que soportar.

2. Revise su sistema de refrigeración y compruebe el buen funcionamiento del aire acondicionado. El nivel bajo de refrigerante y el envejecimiento del líquido pueden provocar una mala refrigeración del vehículo. Igualmente, para un mayor confort del conductor es fundamental revisar el buen funcionamiento del aire acondicionado.

3. Verifique el nivel de aceite de su vehículo: el nivel muy bajo es perjudicial ante elevadas temperaturas y hace que pierda eficacia el sistema, lo que puede generar complicaciones añadidas.

4. Baje las ventanillas al acceder al vehículo para igualar la temperatura interior y exterior antes de poner el sistema de climatización. Esta práctica evita sobrecargas de uso y alarga la vida de los elementos de climatización.

5. Compruebe el estado y el nivel del líquido de frenos: Con mucha temperatura, los frenos pierden eficacia con lo que es vital revisar sus condiciones si se va a usar el vehículo en condiciones de calor extremas.

6. No deje el coche en marcha al ralentí con el aire acondicionado o el climatizador en uso mientras espere o descanse ya que se puede descargar la batería.

7. Evite circular en horas de máximo calor. Además de al motor, esto podría provocar un sobrecalentamiento de los neumáticos. Igualmente, verificar su estado y presión y ponerlos a punto es útil para evitar incidentes. Con altas temperaturas, son más propensos a sufrir pinchazos y reventones.

8. Nunca deje a personas mayores, menores ni animales en el interior, aunque sea con las ventanillas abiertas.

9. Manténgase hidratado: beba constantemente y de forma abundante agua y otros líquidos, como zumos de frutas. Lleve suficiente agua si viaja con niños o personas mayores. Evite el alcohol y las bebidas con cafeína y alto nivel de azúcar.

10. Estacione en zonas de sombra y proteja el interior del vehículo con un parasol. La incidencia directa del sol sobre el interior puede provocar daños y deformidades.