Mutua Madrid Open

El torneo con más magia de la Tierra

La Caja Mágica estará abarrotada para ver a Nadal de favorito ante el buen momento de Wawrinka y la ausencia de Djokovic

eduardo de rivas - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La magia del tenis vuelve a Madrid. 56 ilusionistas de la raqueta competirán hasta el domingo para levantar el trofeo Ion Tiriac; el mismo que Rafael Nadal alzó el año pasado al cielo de la capital. Al balear le toca defender su corona por tercera vez, ante una Caja Mágica con ganas de tenis. El público agotó ayer las entradas para ver el espectáculo de la pista central Manolo Santana y las anexas y lo hará durante los primeros días de torneo. En Madrid hay magia y el público tiene ganas de show. El mismo que ofreció Nadal con sus triunfos en 2005, 2010 y 2013, aunque este año no lo tendrá fácil para repetir éxito. El gran momento del suizo Stanislas Wawrinka y las ganas de Roger Federer de triunfar por cuarta vez en la Caja Mágica son los principales obstáculos que tendrá que superar el mallorquín.

No ha tenido suerte el español con el sorteo. Antes de una teórica final, podría cruzarse en el camino con Grigor Dimitrov, Tomas Berdych, Roger Federer o Andy Murray, aunque evitaría hasta el domingo a Wawrinka y David Ferrer. Mientras, Novak Djokovic ha tenido que renunciar a disputar el torneo por lesión. El serbio amenazaba el trono del balear si conseguía ganar su tercer Masters 1.000 de la temporada, pero el balcánico no ha podido recuperarse a tiempo de su lesión de muñeca y estará ausente en el Mutua Madrid Open. Es la principal baja de un cartel que volverá a contar con las mejores raquetas del circuito.

Ante la ausencia del serbio, el principal favorito vuelve a ser Rafael Nadal, que no llega en su mejor momento. El mallorquín viene de perder en cuartos de final en Montecarlo y Barcelona, dos territorios en los que solía ser dueño y señor. «No hay que engañar a nadie y las derrotas generan dudas», reconoció ayer el mallorquín, aunque recuerda que su temporada no ha sido mala. Ya ha conquistado dos títulos, uno sobre tierra (Río de Janeiro) y otro en pista dura (Doha).

Wawrinka se postula como la gran alternativa, afrontando el cuarto Masters del año con el aval de haber conquistado Montecarlo. Es el mejor año de su carrera y en el que ha logrado sacar sus mejores golpes. Ha ganado confianza con su drive y su revés es más sólido que nunca, lo que le permitió hacerse con su primer grande en Australia y su primer Masters 1.000 hace apenas dos semanas en Montecarlo.

Federer, tricampeón

El número cuatro mundial, Roger Federer, siempre ha tenido el torneo de Madrid en su punto de mira. El suizo ha levantado el trofeo de campeón en tres ocasiones, pero llega a la capital después de caer por cuarta vez en la final de Montecarlo. Ha jugado cuatro finales en lo que va de temporada, las mismas que Nadal, y ya no es el número uno de Suiza. Por eso tiene ganas de hacer un buen papel en Madrid y mejorar la discreta actuación del año pasado, cuando cayó en tercera ronda ante un Nishikori que viene de ganar en el Conde de Godó.

Otro que también quiere mejorar el papel de la pasada campaña es David Ferrer. El alicantino perdió con Nadal en cuartos de final y espera que el público de la Caja Mágica lo lleve en volandas hacia una soñada final española contra el mallorquín. Y llega con ganas de resarcirse después de su prematura derrota en Barcelona ante Gabashvili, una mancha tras ganar a Nadal en Montecarlo y desquitarse después de diez años intentándolo.

El tenis español estará bien representado. Fernando Verdasco debuta hoy en la pista Manolo Santana contra Andreas Seppi y Feliciano López jugará después con Federico Delbonis. La jornada la cerrará Pablo Carreño contra el búlgaro Grigor Dimitrov, la gran revelación del año pasado.

Toda la actualidad en portada

comentarios