Conoce a las pioneras mujeres masai que protegen la vida silvestre de Amboseli
Conoce a las pioneras mujeres masai que protegen la vida silvestre de Amboseli - ABC
KENIA

Conoce a las pioneras mujeres masai que protegen la vida silvestre de Amboseli

El equipo Leona lo forman, de momento, ocho jóvenes formadas e íntegras

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Alrededor del Parque Nacional Amboseli, en Kenia, las personas y los animales salvajes comparten más de 607 kilómetros cuadrados de tierras comunitarias. El rancho del grupo Olgulului-Ololarashi (OOGR), por ejemplo, se encuentra dentro de esta área, la más rica en términos de biodiversidad dentro de este país africano, por lo que también se encuentra expuesta a múltiples amenazas.

Ahora, un equipo de ocho jóvenes mujeres masai colabora en la defensa de la protección y de la seguridad de dicha biodiversidad. Y, al mismo tiempo, ayuda a cerrar la brecha de género que existe en materia de conservación, destaca el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW). A nivel mundial, aseguran desde la entidad, las mujeres, a menudo, están menos involucradas que los hombres en la gestión de las áreas protegidas.

«Team Lioness» es, pues, una de las primeras unidades de guardabosques femeninas que existe en Kenia. Y han unido fuerzas con los rangers de la Comunidad Olgulului, que ya salvaguardan la vida silvestre en seis bases dentro de su área de influencia y disponen de una unidad móvil.

«Supervisan la región más grande de Amboseli, y de casi 300 guardabosques, que yo sepa, solo había una mujer hasta ahora», recuerda la teniente coronel Faye Cuevas, miembro también de IFAW. «La necesidad era evidente», subraya.

Las mujeres del equipo Leona han sido seleccionadas en función de sus logros académicos y fortaleza física, así como por demostrar fiabilidad, disciplina e integridad.

Los reclutas tienen entre 19 y 26 años de edad. Y son las primeras mujeres en la historia de sus familias que obtienen un empleo. Por lo general, las niñas masai abandonan la escolaridad a los 10 años. E incluso entre las mujeres masai que logran una educación superior, la mayoría carecen de oportunidades para conseguir un trabajo o cierta independencia financiera, asegura IFAW.

Dentro del ecosistema de Amboseli, la Comunidad Olgulului alberga el 90% de los hábitats y corredores migratorios de los que se sirven los animales de la región, incluidos los 2.000 elefantes del parque nacional. Jirafas, leones, leopardos, guepardos, babuinos, cebras, búfalos y monos... Todos también llaman hogar a este territorio próximo a la porosa frontera con Tanzania. «Toda la vida silvestre en esta área se halla en peligro potencial debido a la caza furtiva, los asesinatos en represalia y el tráfico ilegal de vida silvestre y partes de animales», señala IFAW.

«Estoy adquiriendo habilidades y conocimientos sobre cómo conservar y proteger a los animales salvajes que comparten el territorio con nosotros. Volveré a mi comunidad y les mostraré a través de mi experiencia que si matas a ese león que ha entrado en tu pueblo, matas también tu futuro», comenta Purity, una de las guardabosques del equipo Leona.

La presencia del equipo Leona ha propiciado que otras comunidades masai demanden un mayor liderazgo femenino en iniciativas de conservación. «Una anciana masai de fuera de la Comunidad Olgulului asistió a una de las reuniones comunitarias recientes y nos desafió, como pueblo masai, a que por cada cuatro guardabosques que contratáramos, uno fuera una mujer», comenta Cuevas.