La construcción de una presa podría extinguir a una especie de orangután recién identificada
La construcción de una presa podría extinguir a una especie de orangután recién identificada - ABC
SUMATRA

La construcción de una presa podría extinguir a una especie de orangután recién identificada

El proyecto, liderado por una empresa china en Indonesia, amenaza a los 800 ejemplares de Pongo tapanuliensis que existen

Yakarta Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una especie de orangután identificada recientemente en el norte de la isla de Sumatra se ve amenazada por un proyecto chino para la construcción de una presa en Indonesia, según denuncia la organización ecologista más grande del país, después de que un tribunal respaldara la ejecución.

Una corte provincial rechazó el lunes pasado las alegaciones de la oficina del Foro Indonesio para el Medio Ambiente ( Walhi, en indonesio) en la provincia de Sumatra del Norte, que denunció que hubo errores de forma y de fondo en la evaluación de impacto medioambiental del proyecto hidroeléctrico de 510 megavatios.

Los activistas de Walhi advierten de que la presa podría provocar la extinción de los cerca de 800 ejemplares del orangután de Tapanuli o Pongo tapanuliensis, una especie descubierta en noviembre del año pasado y que solo habita el bosque de Batang Toru, en Sumatra del Norte.

«Apelaremos a través de todos las opciones legales disponibles», declaró el director de Walhi en Sumatra del Norte, Dana Prima Tarigan, en un comunicado. Los activistas han lanzado este mes una campaña de recogida de firmas y han convocado pequeñas protestas en Batang Toru y la capital provincial, Medan, para intentar detener el proyecto de la empresa estatal china Sinohydro, que será operada por la empresa nacional PT North Sumatra Hydro Energy.

Está previsto que la construcción de la presa, que cuenta con la financiación del Banco de China, finalice en 2022 si supera los recursos legales de la organización ecologista.

El orangután de Tapanuli vive en un ecosistema ya amenazado por la fragmentación provocada por la construcción de carreteras e infraestructuras y se considera que conforma la población de grandes simios con el mayor peligro de extinguirse en el mundo.

Según un estudio del Gobierno realizado en 2017, en la isla de Borneo viven 57.350 orangutanes y en la isla de Sumatra otros 14.290, incluyendo el de Tapanuli.

Ambas poblaciones están en peligro, al igual que otras especies de elefantes, tigres o rinocerontes, como consecuencia de la deforestación que provoca la expansión de plantaciones de aceite de palma y, en menor medida, la industria papelera y minera.