Las «rayas rinoceronte» son, ahora, los peces marinos más amenazados del mundo
Las «rayas rinoceronte» son, ahora, los peces marinos más amenazados del mundo - WWF
ACTUALIZACIÓN DE LA LISTA ROJA DE ESPECIES AMENAZADAS

Las «rayas rinoceronte» son, ahora, los peces marinos más amenazados del mundo

Según el Grupo de especialistas en tiburones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Natural
Actualizado:

Los peces guitarra (género Glaucostegus) y los tiburones ángel (familia Rhinidae), denominados colectivamente «rayas rinoceronte» en el mundo angloparlante, son los peces marinos más amenazados, según las nuevas evaluaciones de la Lista Roja publicadas por el Grupo de especialistas en tiburones (SSG) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Todas excepto una de las 16 especies de rayas analizadas, de agua caliente y de aspecto parecido al de un tiburón, han sido clasificadas como en peligro crítico de extinción debido, principalmente, a la sobrepesca que sufren por su carne y sus aletas.

«Ahora que los tiburones ángel y los peces guitarra han desbancado a los peces sierra en el título de especie más amenazada, nos enfrentamos al reto de conseguir una protección amplia para especies que habían pasado, en gran medida, desapercibidas tanto para los gobiernos como para los conservacionistas», afirma el profesor Nicholas Dulvy, copresidente del SSG y catedrático en la Universidad Simon Fraser de Canadá. «Poner colectivamente a las dos familias el apodo de "rayas rinoceronte" por sus característicos hocicos puntiagudos fue el primer paso en nuestro empeño de darles una mayor visibilidad y comunicar mejor la situación crítica en la que se encuentran», añade el experto.

Se capturan rayas rinoceronte en gran parte de las aguas costeras cálidas del mundo, especialmente en el mar Rojo, en el archipiélago indo-malayo, por todo el litoral de la India y frente a las costas de la mayor parte del continente africano. Como pasa con muchas otras rayas y tiburones, estas especies presentan unos niveles reproductivos relativamente bajos, por lo que son particularmente vulnerables a la sobrepesca.

«Hemos clasificado casi todas las rayas rinoceronte como “En Peligro Crítico” de extinción sobre la base de los declives de población de más del 80% registrados durante los últimos 30 a 45 años», explica Peter Kyne, de la Universidad Charles Darwin de Australia, que ocupa el cargo de coordinador del SSG. «Dos especies con áreas de distribución muy restringidas – Rhynchobatus cooki, del archipiélago indomalasio, y la raya guitarra Rhynchorhina mauritaniensis, de Mauritania– parecen estar muy próximos a la extinción. Se considera desaparecido de gran parte del Mediterráneo al pez guitarra barbanegra (o guitarrón, Glaucostegus cemiculus).

El mar Mediterráneo cuenta con la única prohibición de captura de rayas rinoceronte del mundo, aunque todavía no se ejecuta lo suficientemente bien, sostienen desde el Grupo de Especialistas en Tiburones (SSG) de la UICN. Solo ocho de los 88 países que se encuentran en el área de distribución de las rayas rinoceronte imponen medidas específicas para la conservación de estas especies. «La mayoría de las pesquerías que capturan rayas rinoceronte presentan un nivel de control deficiente, prácticamente carecen de regulación y experimentan una intensidad pesquera creciente», añade Sonja Fordham, vicepresidenta del SSG y presidenta de Shark Advocates International, un proyecto de The Ocean Foundation.

«Desarrollar los controles comerciales y de capturas necesarios para invertir el declive en las poblaciones de rayas rinoceronte beneficiará a otras especies marinas, a los ecosistemas asociados y, a largo plazo, también a los pescadores. Para empezar, necesitamos protecciones básicas inmediatas para salvar de la extinción a estas rayas tan singulares. El tiempo se está agotando», insiste Fordham.

Se ha propuesto la introducción de las rayas rinoceronte en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), hecho que obligaría a las partes a regular las exportaciones de productos de dichas especies, debiendo garantizar que los productos provienen de pesquerías legales y sostenibles. Las decisiones sobre estas propuestas se tomarán en agosto.