Resuelven una «incógnita desconocida» hasta ahora sobre cómo afectan las olas de calor a los arrecifes
Resuelven una «incógnita desconocida» hasta ahora sobre cómo afectan las olas de calor a los arrecifes - EFE

Resuelven una «incógnita desconocida» hasta ahora sobre cómo afectan las olas de calor a los arrecifes

Los esqueletos de los animales coralinos se descomponen en pocas semanas

Servimedia
Actualizado:

Las olas de calor marinas suponen una amenaza para los arrecifes de coral mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente, puesto que no solo los animales coralinos se ven afectados, sino que sus esqueletos comienzan a descomponerse en pocas semanas, con lo que se pone en riesgo el hábitat que proporciona hogar a muchos animales en estos ecosistemas.

Este impacto previamente desconocido del cambio climático en los arrecifes de coral aparece en un estudio realizado por un equipo de investigadores de las universidades australianas de Nueva Gales del Sur, Newcastle, Tecnológica de Sídney y James Cook, así como de la agencia estadounidense Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica ( NOAA, por sus siglas en inglés). El trabajo está publicado en la revista Current Biology.

En 2016, los investigadores demostraron que solo un aumento de 0,5ºC en la temperatura del océano cambia el grado de mortalidad que sucede en los corales durante un episodio de blanqueamiento coralino.

En el nuevo estudio, indican que las olas de calor marinas más severas no solo desencadenan episodios de blaqueamiento, sino que pueden llevar a la mortalidad inducida por el calor del animal coralino, por lo que sugieren que los eventos graves de mortalidad inducidos por las olas de calor deben considerarse como un fenómeno biológico distinto al del blanqueamiento de los corales.

«Hasta ahora, hemos descrito el blanqueamiento de los corales como un evento en el que la relación simbiótica entre el coral y sus microbios se rompe y los corales pierden su principal fuente de nutrición, y el coral puede morir si no se restablece la simbiosis», apunta Tracy Ainsworth, de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

A este respecto, Ainsworth añade: «Lo que estamos viendo ahora es que los eventos severos de las olas de calor marinas pueden tener un impacto mucho más severo que el blanqueamiento de los corales. Las temperaturas del agua son tan cálidas que el animal coralino no se blanquea, en términos de pérdida de su simbiosis, el animal muere y su esqueleto subyacente es todo lo que queda».

Bill Leggat, de la Universidad de Newcastle, señala, por su parte, que el esqueleto de esos animales se cubre inmediatamente por el rápido crecimiento de algas y bacterias. «Pudimos estudiar las consecuencias de este proceso de colonización rápida usando la tomografía computarizada del esqueleto de coral, como se usaría en imágenes médicas. Mostramos que este proceso es devastador no solo para el tejido animal, sino también para el esqueleto, que se erosiona y debilita rápidamente», apunta.

Scott Heron, de la Universidad James Cook, recalca que esa rápida disolución de los esqueletos de coral después de las fuertes olas de calor marinas no se conocía hara ahora. «Los científicos del clima hablan de "incógnitas desconocidas", impactos que no hemos anticipado a partir del conocimiento y la experiencia existentes. Este descubrimiento encaja en esta categoría. A medida que comenzamos a comprender este impacto, la pregunta es cuántas más de estas incógnitas desconocidas podrían generar daños más rápidos y mayores a los arrecifes de coral por el cambio climático», explica.

Mark Eakin, coordinador del Observatorio de Arrecifes de Coral de la NOAA, precisa que esos episodios son predecibles. «Ya usamos modelos climáticos y datos satelitales para predecir y detectar condiciones que causan el blanqueamiento de los corales. Al centrarnos en las olas de calor marinas especialmente severas, también deberíamos poder predecir esta muerte directa de los corales», indica.