El Real Jardín Botánico de Madrid acogió ayer la jornada Before the Blue COP
El Real Jardín Botánico de Madrid acogió ayer la jornada Before the Blue COP - ABC
Con el apoyo de
ENCUENTRO INTERNACIONAL EN MADRID

Hacia la sostenibilidad de los mares y los océanos

Apenas queda tiempo para afrontar el reto más importante al que se enfrenta el siglo XXI: el cambio climático, advierten los expertos

Actualizado:

Chile acogerá la próxima reunión de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. El país americano reúne «siete de las nueve condiciones de vulnerabilidad» ante este fenómeno global ambiental, económico y social del que «todos somos responsables», recordaba la ministra chilena del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, el mes pasado, cuando anunció que la citada Cumbre del Clima, la vigésimo quinta, acontecerá entre el 2 y el 13 de diciembre. «La COP25 será el evento internacional más grande que haya organizado Chile desde el mundial de fútbol (1962). Supone un gran hito para nuestro país y reafirma nuestro compromiso con el planeta», señalaba.

La ministra chilena, precisamente, participó ayer en uno de los eventos principales del taller «Before the Blue COP», organizado dentro del Life Intemares, el mayor proyecto de conservación marina que se desarrolla en la actualidad en Europa, y que tuvo a Madrid como ciudad anfitriona.

«Aunque existe un conocimiento aún limitado sobre los impactos del cambio climático en el océano, sí existen evidencias científicas que nos empujan a adoptar medidas concretas y urgentes para protegerlo», manifestó, a través de vía telemática desde Santiago de Chile, Schmidt, quien aprovechó la ocasión para felicitar al Gobierno de España por ensalzar el papel clave que desempeña tamaña masa de agua salada (pues cubre casi las tres cuartas partes de la superficie terrestre) preparando eventos internacionales de alto nivel.

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, por su parte, también insistió durante su intervención en la necesidad de «mantener una apuesta mantenida en el tiempo para mejorar el conocimiento científico sobre el océano». Y destacó la labor de Intemares, coordinado por la Fundación Biodiversidad, a la hora de salvaguardar los espacios marinos protegidos españoles, entre los que se encuentran, por ejemplo, el corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo, cuya declaración fue aprobada en junio de 2018, dando origen a la segunda área marina protegida más grande presente hoy en el citado mar, o el Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera, que se amplió en febrero, incorporando 80.779 nuevas hectáreas. «Las agendas de cambio climático y biodiversidad marina deben ir de la mano. Hay que priorizar e incrementar la ambición de cara a la COP25», subrayó Ribera.

Teresa Ribera, en un momento de su intervención
Teresa Ribera, en un momento de su intervención- FB

Estrategias políticas climáticas

Álberto II de Mónaco transmitió su apoyo a los asistentes e impulsores de «Before the Blue COP» gracias a un vídeo. Y, del mismo modo, les brindó su colaboración, dado que, tal y como explicó, la iniciativa «Because the Ocean», surgida hace cuatro años bajo el auspicio de la Fundación del príncipe monegasco durante la Conferencia de París, goza ya del respaldo de 39 países -España y Chile, entre ellos- conscientes de la importancia de las decisiones y los acuerdos que se alcancen en Santiago de Chile en diciembre. «Los océanos son víctimas del cambio climático, pero también nos ofrecen un gran número de soluciones. Más que nunca debemos animar a los gobiernos a incluir los temas oceánicos en sus estrategias políticas y sus planes nacionales públicos y determinados», en el marco del Acuerdo de París, para asegurar un futuro sostenible, manteniendo el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 ºC (con respecto a los niveles preindustriales), resumió el soberano.