Temas

Árboles

Los árboles del Paseo del Prado pasan por la motosierra

Los árboles del Paseo del Prado pasan por la motosierra

La poda de árboles enfermos ha llegado al Paseo del Prado aprovechando la Semana Santa para afectar lo menos posible al tráfico rodado. Se están eliminando una veintena de chopos y acacias y hasta un centenar en todo el eje de la Castellana.

Alfonso Fernández Moreno Comentar
El oro sí crece en los árboles

El oro sí crece en los árboles

Científicos descubren que ese valioso mineral se concentra en las hojas de la vegetación que crece encima de los yacimientos, lo que puede dar pistas a la hora de decidir dónde excavar

Incendio forestal en el Pirineo

Incendio forestal en el Pirineo

Los incendios que desde ayer por la tarde se registran en el Pirineo catalán han quemado ya más de 800 hectáreas y han provocado que una granja de Peramea (Lleida) apareciera esta mañana totalmente calcinada.

Andalucía de los niños

Una grieta amenaza la verticalidad de la Giralda, la tierra se abre bajo el suelo de la Mezquita de Córdoba, el viento se llevó los árboles de Doñana

juan josé borrero Comentar
Desentierran un mundo perdido

Desentierran un mundo perdido

Científicos descubren en el estado de Nueva York un bosque entero fosilizado de hace 385 millones de años, el más antiguo del mundo

Los ojos del monte

Los ojos del monte

La ausencia de lluvias y la sequedad del terreno favorecen la declaración de incendios. Por eso en Galicia, desde este fin de semana, miles de personas, vigilan bosques y montes. Septiembre y octubre son épocas en las que hay que tener especial precaución por las imprudencias de la gente que sale a campo abierto. Este año la campaña se ha adelantado varios meses.& 160; Y para ayudar a salvar el monte, lo principal es contar con el compromiso de los vecinos en el dispositivo. Alrededor de 4.000 agentes están desplegados por todo el territorio. Sólo en lo que va de año ya han sido imputados o detenidos por incendio sólo en Galicia.

LA MALA YERBA QUE PLANTARON LOS DOCTORES

Como predijo Bécquer, Sevilla recita su lamento: «Mi vida es un erial, / flor que toco se deshoja, / que en mi camino fatal, / alguien va sembrando el mal / para que yo lo recoja»