Los delitos contra el medio ambiente se han cuadruplicado en la última década en España
Los delitos contra el medio ambiente se han cuadruplicado en la última década en España - ABC

Los delitos contra el medio ambiente se han cuadruplicado en la última década en España

El maltrato de animales domésticos es el que más ha aumentado

Natural
Actualizado:

El maltrato de animales domésticos es el delito medioambiental que más ha aumentado en España durante los últimos años. Tanto los hechos conocidos por la Guardia Civil, como las acciones de las fiscalías ambientales muestran un fuerte crecimiento de los delitos ambientales perseguidos durante la última década. «Si en 2007 se computaron 130 delitos, en 2017 la cifra se había multiplicado por 4,6», advierte SEO/BirdLife en el primer avance de un estudio inédito de la organización que verá la luz en octubre sobre la efectividad del derecho penal español en la defensa del medio ambiente.

Según este informe, que forma parte del proyecto Life Guardianes de la Naturaleza de la Unión Europea, coordinado por la propia SEO/BirdLife y cofinanciado por el Ministerio para la Transición Ecológica, la inmensa mayoría de los incumplimientos de la legislación ambiental se catalogan como infracciones administrativas —entre el 97% y el 98% del total de presuntos ilícitos—, mientras que los delitos ambientales, los que persigue el Código Penal, rondan el 2% desde hace una década.

«No obstante, en los últimos años parece dibujarse una tendencia que muestra un descenso relativo de las infracciones administrativas acompañado por un aumento progresivo de los delitos», señala SEO/BirdLife en una nota. En este último grupo, los delitos contra la fauna representan aproximadamente un tercio del total de los hechos conocidos por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil como posibles delitos medioambientales.

Según los datos del Seprona, se aprecia una tendencia decreciente desde el 2013 en los delitos de caza (representa un descenso en un 50% respecto a 2009). Por el contrario, desde ese mismo año se observa un incremento de los delitos de maltrato o abandono de animales (desde 2009 experimenta una subida superior al 400%), representando el 85% de los hechos conocidos sobre flora y fauna documentados por la Guardia Civil en 2013.

Además de los datos del Instituto Armado, el estudio de SEO/BirdLife analiza las memorias de la Fiscalía General del Estado, el Consejo General del Poder Judicial y el Instituto Nacional de Estadística. Las diligencias de investigación por presuntos delitos medioambientales realizadas por la Fiscalía se mantienen relativamente estables desde el año 2008 en torno a las 1.500 anuales (la media del periodo analizado es de 1.448), con la excepción de los años 2013 y 2015, cuando la cifra fue inferior.

Sin embargo, aumenta de manera sostenida y significativa el número de acciones por casos de maltrato animal: desde 2008, las diligencias de investigación anuales se han multiplicado por 11 —pasan de 15 a 175—; y los procedimientos judiciales incoados se multiplican por ocho —de 108 procedimientos en 2008 a 914 en 2017—.

El número total de sentencias condenatorias por delitos ambientales se ha triplicado desde 2008 a 2017, pasando de 219 a 773 condenas al año. Y el de condenas por maltrato animal muestra un enorme aumento relativo, aunque las cifras absolutas aún son bajas, destaca la organización, pues en 2008 solo hubo 11 sentencias condenatorias por maltratar animales, pero en 2017 la cifra fue de 163 condenas; catorce veces más en apenas una década.

«El aumento en el conocimiento, esclarecimiento y las sentencias condenatorias en los delitos contra el medio ambiente no necesariamente suponen un aumento de la criminalidad ambiental. Más bien, estos datos pueden estar reflejando la especialización y capacitación de agentes de medio ambiente, Seprona y fiscalías ambientales, lo que está permitiendo tener un mayor conocimiento de los delitos que se vienen cometiendo y poder determinar la responsabilidad de los autores», matiza David de la Bodega, responsable del Programa Legal de SEO/BirdLife.