La proliferación de los gatos en Jerusalén trae de cabeza al Ayuntamiento
La proliferación de los gatos en Jerusalén trae de cabeza al Ayuntamiento - ABC
PLAN DE ESTERILIZACIÓN

La proliferación de los gatos en Jerusalén, un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento

La Ciudad Santa alberga casi 2.000 mininos por kilómetro cuadrado

Afp
Actualizado:

En las calles de Jerusalén, la concentración de gatos se encuentra entre las más altas de la región, o incluso del mundo, según los expertos. La Ciudad Santa, con una población de 900.000 habitantes, alberga casi 2.000 gatos por kilómetro cuadrado (más de 240.000 mininos), explica Asaf Bril, responsable de servicios veterinarios en Jerusalén. Su proliferación plantea problemas ambientales que preocupan a los especialistas.

Capturados en las calles por personal veterinario de la ciudad o traídos por los propios residentes, una media de más de quince gatos son esterilizados a diario por los servicios municipales de Jerusalén. Pero los medios disponibles y la mano de obra son insuficientes para estabilizar la población felina. Solo una campaña de esterilización masiva y rápida del 80% de los gatos callejeros en seis meses podría ayudar a lograrlo, asegura Bril. «Para lograr tal resultado, se necesitarían 25 clínicas veterinarias para esterilizar a 500 gatos por día», concreta el funcionario.

El otro ángulo de ataque para controlar la población de gatos es reducir su acceso a los alimentos. Los gatos de Jerusalén se alimentan principalmente en contenedores basura, basureros abiertos y recipientes de plástico que, a menudo, se desbordan debido a la recolección aleatoria de basura; en especial en los vecindarios del este de la ciudad. El ayuntamiento ha comenzado recientemente a modernizar el sistema de gestión de residuos, enterrando parte de la basura, privando, así, a los felinos de su principal fuente de alimentos.