Mujer obesa
Mujer obesa - Archivo
ENDOCRINOLOGÍA

El ayuno intermitente funciona en las mujeres obesas

Un estudio muestra que las mujeres obesas perdieron más peso y mejoraron su salud al ayunar de forma intermitente mientras seguían una dieta estrictamente controlada

MadridActualizado:

Una investigación realizada en la Universidad de Adelaida (Australia) muestra que las mujeres obesas perdieron más peso y mejoraron su salud al ayunar de forma intermitente mientras seguían una dieta estrictamente controlada. El estudio, publicado en la revista «Obesity», incluyó una muestra de 88 mujeres que siguieron dietas cuidadosamente controladas durante 10 semanas.

«Restringir continuamente su dieta es la principal forma en que las mujeres obesas tratan de hacer frente a su peso», señala Amy Hutchison, autora principal del trabajo. «Desafortunadamente, los estudios han demostrado que el cumplimiento a largo plazo de una dieta restringida es muy difícil de seguir para las personas, por lo que este estudio analizó el impacto del ayuno intermitente en la pérdida de peso».

Las mujeres obesas que seguían una dieta en la que consumían el 70% de la ingesta de energía requerida y en ayunas perdían más peso de manera intermitente

Las mujeres obesas que seguían una dieta en la que consumían el 70% de la ingesta de energía requerida y en ayunas perdían más peso de manera intermitente. «Otro grupo de mujeres en el estudio que ayunaron intermitentemente sin reducir su ingesta de alimentos, que redujeron su ingesta de alimentos, pero no ayunaron, o que no restringieron su dieta en absoluto, no tuvieron tanto éxito en perder peso», matiza Hutchison.

Beneficios sobre la salud

El estudio también verificó el efecto de las diferentes dietas sobre la salud de las mujeres. Las mujeres que ayunaron intermitentemente y que restringieron sus alimentos mejoraron su salud más que aquellas que solo restringieron su dieta o solo ayunaron intermitentemente.

«Al adherirse a un patrón estricto de ayuno y dieta intermitentes, las mujeres obesas han logrado una pérdida de peso significativa y mejoras en su salud, como la disminución de marcadores para enfermedades del corazón», añade.

Las participantes que ayunaron intermitentemente desayunaron y luego se abstuvieron de comer durante 24 horas, seguidos de 24 horas de comer. Al día siguiente volvieron a ayunar. Todas las participantes del estudio fueron mujeres con sobrepeso u obesidad con un Índice de Masa Corporal (IMC) en el rango de 25-40 y con edades comprendidas entre 35 y 70 años. Siguieron una dieta típica australiana que consistía en 35% de grasa, 15% de proteínas y 50% de carbohidratos.

Al adherirse a un patrón estricto de ayuno y dieta intermitentes, las mujeres obesas han logrado una pérdida de peso significativa y mejoras en su salud, como la disminución de marcadores para enfermedades del corazón

En los casos de mayor éxito se logró una pérdida de 0.5 a 1 kg por semana por cada semana del estudio.

«Este estudio se suma a la evidencia de que el ayuno intermitente, al menos a corto plazo, puede proporcionar mejores resultados que la restricción diaria continua de la dieta para la salud y potencialmente para la pérdida de peso», señala Leonie Heilbronn de la Universidad de Adelaide.

Limitar el apetito clave para el adelgazamiento

«Si bien el estudio confirma que el ayuno intermitente es más efectivo que la restricción continua de la dieta, la señal subyacente para limitar el apetito de las personas, que podría ser la clave para desencadenar una pérdida de peso efectiva, requiere más investigación», añade.

Los nuevos ensayos que se están realizando ahora examinarán la efectividad del ayuno a largo plazo tanto en hombres como en mujeres.