El ministro de Economía, Luis De Guindos, en el Eurogrupo - EFE

El Eurogrupo «bendice» la resolución del Popular

Las instituciones europeas han logrado finalmente un acuerdo para cerrar la segunda revisión del rescate griego por 8.500 millones

ENRIQUE SERBETO
Enviado espacial a LuxemburgActualizado:

Los ministros de Economía de la zona euro han analizado por primera vez el proceso de resolución del Banco Popular. Ilustrados por el análisis del ministro de Economía Luis de Guindos, los responsables de la Eurozona se han felicitado por el resultado del estreno de las reglas europeas en el caso de la quiebra de un banco que consideraron en líneas generales como satisfactorio. Los ministros han analizado los pormenores de la operación que ha tenido lugar en España, sin levantar la vista de lo que puede suceder en otros países.

Muchos observadores señalan hacia Italia, que ha vuelto a optar por inyectar dinero público en los bancos problemáticos, pero según versiones de un responsable económico europeo, la situación del sistema financiero en aquel país puede llegar a ser «inquietante». Otros ministros, y no solo el italiano, han sostenido que el caso italiano «no es comparable» a lo que ha sucedido con el Popular.

Guindos, por su parte, ha considerado positivo que el Santander haya optado por buscar una vía de compensación para los accionistas que han perdido toda su inversión, porque es mejor que optar por la litigiosidad.

En cuanto a las lecciones de lo que ha pasado, Guindos ha propuesto a sus colegas dotar a la Junta de Resolución Bancaria de un mecanismo de liquidez, lo que a su juicio hubiera evitado la premura en el procedimiento de liquidación y venta del banco que tuvo que llevarse a cabo en plena noche.

Fuentes del Ministerio de Economía han reconocido que también sería necesario analizar lo que ha sucedido en el campo de la supervisión bancaria.

Los ministros de Economía han analizado también el rescate de Grecia y aprobaron un nuevo tramo de más de 8000 millones de euros, para que el país pueda hacer frente a los vencimientos de deuda más inminentes. Los ministros consideran que el año que viene Grecia podrá volver a los mercados para financiarse. En cuanto a la sostenibilidad de la deuda griega, se le ofrece una ampliación de hasta 15 años para devolverla. Francia ha propuesto además vincular los futuros desembolsos al crecimiento de la economía.