El kayak polo es una mezcla de piragüismo y waterpolo
El kayak polo es una mezcla de piragüismo y waterpolo - Vanessa Morillo

SevillaEl verano llega al Guadalquivir

SUP Yoga, paseos en piragua o el kayak polo son algunas de las opciones que pueden practicarse sin salir de la ciudad

Actualizado:

El tramo del río Guadalquivir que discurre por Sevilla, por el conocido como Canal de Alfonso XIII, es un auténtico centro de ocio y deportivo que se aprovecha, más que nunca, en los meses de buen tiempo. En total, la dársena tiene unos 13 kilómetros en los que se concentran actividades de todo tipo destinadas a que sevillanos y turistas disfruten de las aguas del Guadalquivir, un oasis cuando las altas temperaturas llegan a la ciudadad.

Entre las alternativas de ocio destacan los deportes de piragüa y remo, perfectos para exprimir al máximo el entorno y proporcionar a los que lo practican una buena dosis de adrenalina. Hay muchas modalidades distintas que pueden practicarse gracias la labor constante de clubes, asociaciones y empresas de la ciudad. Además, existen varias que, sin ser demasiado exigentes en cuanto a la forma física, permiten disfrutar de momentos divertidos que terminarán con las reticencias del más arisco al agua.

El kayak polo es la primera propuesta para este verano. A medio camino entre el waterpolo y el piragüismo, la base de esta disciplina es un juego en el que dos equipos formados por 5 jugadores y 3 suplentes compiten en un partido de diez minutos cada uno. Suele practicarse en lagos o ríos que no tengan corrientes que incidan negativamente en el desarrollo de la competición, por lo que la dársena del Guadalquivir es el lugar idóneo.

Aunque, a simple vista, pueda parecer sencillo, es un juego realmente atractivo que combina técnicas de piragüismo, táctica y manejo del balón en un campo de 35x20 metros y con las porterías suspendidas en el aire a unos 2 metros sobre el agua.

Además, en España se practica hace relativamente poco, aunque sí es frecuente en otros países desde hace décadas. En Sevilla, el Club Sevillano de Piragüismo es la entidad que más potencia el kayak polo. Más información en esta web.

El yoga más relajante

Otro de los refrescantes deportes que pueden realizarse en el Guadalquivir surge, también, como fusión de otras dos modalidades. Se trata del SUP yoga, una actividad que mezcla características del yoga y del paddle surf. Así, consiste en hacer posturas de relajación y estiramientos sobre una tabla de surf, una forma de lograr la relajación y dar un plus a la práctica del yoga tradicional al hacerlo en pleno río.

En la capital hispalense, el club deportivo SUP Sevilla es pionero en difundir la práctica de esta actividad y de otras como el paddle surf tradiciona, una de las modalidades más demandadas en los últimos años, kite o pilates. El precio por tres sesiones es de 30 euros, mismo precio que para un curso de iniciación y una sesión. Más información aquí.

También el Club Piragüismo Sevilla ofrece diversas actividades acuáticas para sobrellevar de una manera dinámica y divertida las altas temperaturas, incluido el paddle surf, cada vez más demandado o el tradicional piragüismo. Y, para quien no quiera perderse nada, existe un paquete completo con todas las modalidades tanto fuera como dentro del agua. Pueden verse los detalles aquí.

En el Alamillo

Además, el verano es la época perfecta para «redescubrir» la ciudad como si fuésemos auténticos turistas, y qué mejor forma que hacerlo que en una ruta en kayak por el río Guadalquivir. Las que organizan en Kayak Sevilla tienen una duración aproximada de hora y media y están pensadas para disfrutar en familia o amigos, aunque también se puede acudir a la sesión de los sábados y unirse al grupo. Además, dan la opción de realizar juegos y explican curiosidades históricas de Sevilla, la navegación española o la Flota de Indias, entre otros temas. Más información su web.

Y, por último, aunque no se trate de una actividad que se lleve a cabo en el río Guadalquivir, sino en el cercano lago del parque del Alamillo, merece la pena nombrar el wakeboard. Se trata de una modalidad de esquí naútico que mezcla elementos de este deporte con otros más propios del skate o el surf. En el parque sevillano se practica la modalidad de arrastre por cable ski, en el que la embarcación de arrastre y se sustituye por un cable de accionamiento eléctrico que recorre un circuito cerrado. A pesar de que pueda parecer un deporte muy exigente, para practicarlo únicamente hace falta saber nadar y tener ganas de practicar cosas nuevas. Pueden verse más detalles en www.reservatucable.com.