Alfonso de Julios, hermano mayor de la Esperanza de Triana / J. M. SERRANO
Alfonso de Julios, hermano mayor de la Esperanza de Triana / J. M. SERRANO

ENTREVISTA

Alfonso de Julios: «Deberíamos trabajar en darle continuidad a la Madrugada de 2018»

El hermano mayor de la Esperanza de Triana analiza el otoño de 2018 que se avecina para la corporación

Por  2:59 h.

La Esperanza de Triana vive en 2018 un año histórico. En el otoño que se avecina, la dolorosa de la calle Pureza tendrá dos salidas extraordinarias con motivo del sexto centenario de la fundación de la primitiva corporación: una el 30 de septiembre por Triana y otra el 3 de noviembre desde la Catedral. El hermano mayor de la Esperanza de Triana, Alfonso de Julios, repasa en Pasión en Sevilla todos los preparitivos que se están llevando a cabo en el corazón de Triana, así como los deseos para la Madrugada de 2019, sus preferencias para el Consejo o el cambio de Santa Ana de Dos Hermanas en el palio de la Esperanza de Triana.

-¿Qué detalles puede adelantar de la salida extraordinaria de la Virgen?

Ahora, estamos inmersos de lleno en la preparación del Rosario de la Aurora y de la Santa Misa que el 30 de septiembre presidirá la Virgen de la Esperanza en la Residencia Geriátrica Ntra. Sra. de Consolación (Fundación Carrere). La Virgen recorrerá las calles de Triana en andas para visitar a nuestros mayores en una jornada que esperamos sea absolutamente festiva. Simultáneamente, estamos trabajando en la organización del traslado a la Catedral, en la celebración de la misa estacional de acción de gracias y en la procesión de regreso a Triana. Queremos que sea un acontecimiento inolvidable, porque, de hecho, es una celebración histórica que pondrá el broche a un año jubilar intenso y fecundo. Y que sirva, sobre todo, para transmitir esperanza, para avivar la fe y para acrecentar la devoción a la Virgen.

-¿Cómo se está viviendo en la hermandad toda lo que rodea a esta salida extraordinaria?

Hay mucha ilusión y mucho entusiasmo. Hemos trabajado desde diciembre pasado en un año jubilar que está siendo un auténtico éxito. Estamos recibiendo en la capilla de los Marineros numerosas peregrinaciones procedentes de toda la geografía española. El año completo está siendo muy intenso y los hermanos son conscientes de que estamos ante una celebración excepcional. En este último trimestre vamos a llevar a cabo un programa celebrativo amplio y variado en las dimensiones formativa, asistencial, cultural y cultual, del cual daremos traslado a los hermanos en estos días. Creo que existe un ambiente festivo y que los hermanos están muy ilusionados con lo que va a acontecer.

 -¿Qué sentimientos le rondan?

Me rondan muchas cosas que básicamente se pueden resumir en tres sentimientos: acción de gracias, emoción y responsabilidad. Acción de gracias, porque este año es ocasión para dar gracias a Dios por estos seis siglos de historia, por lo mucho que la hermandad ha recibido de Triana y de Sevilla en esta trayectoria tan dilatada; emoción, porque esta historia de fidelidad y de amor a la Esperanza está trabada, entretejida, de recuerdos y de vivencias de muchas personas que ya nos contemplan desde el balcón celestial y que nos legaron su testimonio de entrega y de dedicación a la Hermandad, familiares que nos transmitieron la fe y amigos que Dios nos puso en el camino y que tuvimos la fortuna de conocer, algunos de los cuales han sido estrechos colaboradores de este hermano mayor. De ellos recibimos este legado maravilloso que es la Hermandad; responsabilidad, finalmente, porque tenemos ante nosotros una tarea fabulosa y emocionante que nos exige trabajar a fondo para hacer que esta conmemoración sea ocasión de crecimiento que proyecte la hermandad de la Esperanza hacia el futuro.

-¿Qué significa la Fiesta de la Esperanza para la Hermandad?

Esperamos que sea una ocasión extraordinaria de convivencia y una oportunidad excelente de recaudar fondos para llevar a cabo con éxito el gran objetivo social del año jubilar: el traslado del Centro de Apoyo Infantil “Esperanza de Triana” a su nueva sede en la calle Pagés del Corro, en un local cedido por el Ayuntamiento de Sevilla, que pretendemos reformar y adaptar para su uso específico por los niños que en el centro reciben tratamiento para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad que padecen (TDAH). El Centro proporciona tratamiento profesional y altamente especializado a estos niños. Su evolución, desde su creación en 2008, ha seguido una evolución ascendente y hoy necesitamos impulsar este gran proyecto social para atender la demanda que tiene y seguir creciendo. Para ello, estamos organizando la Fiesta de la Esperanza. Será el día 23 de septiembre en el Pabellón de la Navegación, desde las 12 de la mañana hasta las 8 de la tarde. Contamos con un amplio y selecto elenco de artistas, entre los que se encuentran, por ejemplo, Los del Río, Siempre Así, José Manuel Soto, Alba Molina, El Mani, Amigos de Gines, Joana Jiménez, Laura Gallego, La Cava, Albahaca o Enrique Caselllas. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para invitar a todos los sevillanos.

-¿Repetiría la Esperanza de Triana el mismo recorrido y las mismas horas que en la Madrugada de 2018?

Creo que después de varios años se ha logrado que las cosas funcionen sensiblemente mejor. Aunque el acuerdo de 2018 tenía vigencia sólo para este año, quizás debiéramos trabajar en darle continuidad. Evidentemente, hay opciones mejores, pero también las hay peores. Y ésta, conviene recordarlo, es la que mayor consenso ha concitado hasta el momento. En cualquier caso, cualquier planteamiento deberá aspirar a una distribución equitativa y justa de los sacrificios, teniendo en cuenta los criterios que ordenan la Semana Santa en su conjunto. Otros planteamientos que no concordaran con ello podría resultar difícil de comprender. Después de algunos años complicados, no vendría mal un poco de sosiego.

La Esperanza de Triana / ROCÍO RUZ

 -¿Iría por Méndez Núñez como pide el Calvario, o Plaza Nueva?

Desconozco en qué foro se ha planteado esa opción. No recuerdo que la hermandad del Calvario me haya planteado expresamente una petición de esa naturaleza. De cualquier modo, debemos trabajar sobre opciones equilibradas, proporcionadas, que distribuyan equitativamente los esfuerzos, que sean realistas y que respondan básicamente a los criterios que ordenan la Semana Santa en su conjunto.

 -¿Ve a Julio Vera de hermano mayor? ¿Le gustaría que Juan Antonio Rodríguez Vicente fuera su sucesor en el cargo?

Creo que la hermandad de la Esperanza debe aplicarse, con los cinco sentidos, en la trascendental e histórica efeméride de su sexto centenario y del año jubilar. Lo demás, son distracciones extemporáneas y, por tanto, en este momento, superfluas e inconvenientes.

La Esperanza de Triana / J. M. DELGADO

-¿Por qué se ha dejado de contar con Santa Ana de Dos Hermanas?

Como Hermano Mayor, en 2012, propuse a mi primera Junta de Gobierno, y así se acordó unánimemente por los oficiales que la integraban, la renovación de la Banda de Música Santa Ana de Dos Hermanas por un periodo de tres años, esto es, la totalidad de mi primer mandato. Tras mi reelección, en 2015, se produjo idéntica situación, por lo que volvimos a renovar, nuevamente, a la citada formación musical por un periodo de tres años. Concluido el contrato, tras el Corpus de Triana, la Junta de Gobierno ha analizado detenidamente la situación, así como las expectativas que tenemos respecto al acompañamiento musical de la Virgen. Y, por unanimidad de todos los oficiales de la Junta de Gobierno, hemos llegado a la conclusión de iniciar una nueva etapa. Deseamos, en cualquier caso, transmitir nuestra gratitud a los músicos que han integrado o integran en la actualidad la Banda de Santa Ana y expresar nuestro reconocimiento por su importante contribución al esplendor de nuestros cultos externos en el acompañamiento musical del paso de la Virgen.  

-¿A qué hora se tiene previsto que entre la Virgen el 3 de noviembre?

Nuestra prioridad ahora mismo es ultimar los pormenores de la celebración del Rosario de la Aurora y, aunque simultáneamente estamos trabajando con el traslado a la Catedral, la Misa Estacional y la procesión de regreso, todo eso, como es lógico, está aún menos desarrollado, puesto que disponemos de tiempo suficiente para su planificación. He de decir, sin embargo, que hemos procurado hacer itinerarios equilibrados para evitar estancias demasiado prolongadas en la calle. Así, por ejemplo, visitaremos el Ayuntamiento, por la Plaza de San Francisco, a la ida, el día 1 de noviembre; y el día 3, buscaremos el camino más directo hacia Triana, saliendo por la Puerta de San Miguel, para llegar al Baratillo por la calle García de Vinuesa. No podemos desconocer, sin embargo, que la concentración de público puede incidir sobre el desarrollo de la cofradía y ésa es una variable que no resulta fácil de prever.

-¿Qué la parece el estudio que coloca a la Virgen de la Esperanza como una obra de Petroni, algo desconocido hasta la fecha?

Carezco de la cualificación profesional suficiente para opinar sobre cuestiones artísticas tan especializadas como ésta. Así que mi criterio no puede resultar iluminador en ningún sentido. Al margen, por tanto, del contenido del estudio, que no puedo valorar, sí que estimo que es una polémica extemporánea, que crea un debate innecesario, en un momento francamente inoportuno. Dicho sea con el máximo respeto hacia sus autores, da la sensación de que han querido adquirir notoriedad eligiendo el momento de hacerlo público.

Antonio Piñero y Francisco Vélez

 -¿La situación actual del Consejo le gusta o le disgusta?

Parece que se ha puesto de moda hablar de la crisis del Consejo. No comparto tanto alarmismo, que no hace sino erosionar y debilitar a la institución. Frente a la ligereza y a la visceralidad, creo que es necesario plantear las cosas con serenidad. Hay que comenzar agradeciendo el esfuerzo de muchos destacados cofrades que han prestado y prestan en la actualidad un servicio muy estimable a una institución que es crucial como vehículo para el desarrollo de los fines de las Hermandades y la defensa eficaz de sus intereses. Creo que todo debe ser reconducido a los cauces de la normalidad. Por normalidad me refiero al cumplimiento de los estatutos. La celebración de elecciones por la dimisión del anterior presidente era una posibilidad. Y esa es, precisamente, la que ha elegido la Junta superior. Recuérdese una cosa: si no existiera el Consejo, habría que inventarlo. Es un instrumento imprescindible y debe seguir siéndolo.

 -¿Quién le gustaría de presidente del Consejo?

Hasta ahora no se ha presentado formalmente ninguna candidatura. Es previsible que en cuanto se inicie se presenten dos candidaturas, presididas por aquellos que han hecho pública su intención de optar a la presidencia. Habrá que valorar los equipos con los que concurren. En cualquier caso, no me cabe duda de la preparación e idoneidad de los dos candidatos que presiden ambas listas.

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Ignacio Cáceres

Últimas noticias deIgnacio Cáceres (Ver todo)