La diputada mayor de gobierno de Montserrat, Marta Fernández
La diputada mayor de gobierno de Montserrat, Marta Fernández

ENTREVISTA

Marta Fernández, la primera diputada mayor de gobierno de la historia

Marta Fernández Díaz ocupa desde el pasado 15 de noviembre el cargo de diputada mayor de gobierno en la hermandad de Montserrat

Por  0:16 h.

Marta Fernández Díaz ocupa desde el pasado 15 de noviembre el cargo de diputada mayor de gobierno en la hermandad de Montserrat en la junta de gobierno que preside Francisco Javier Yoldi, tras el cabildo general de elecciones celebrado el 30 de octubre en esta cofradía del Viernes Santo. Se ha convertido esta cofrade en la primera mujer en ocupar este cargo en una hermandad de penitencia de Sevilla capital. Será la primera Semana Santa en ejercer su cargo y la normalidad impera en esta cofradía en la que estará al frente de su cortejo esta mujer, que siente las cofradías desde la cuna, teniendo su familia una larga trayectoria en varias corporaciones de la ciudad. Estuvimos con esta cofrade, médico de profesión, que nos expreso sus vivencias cofrades y el desarrollo de su cargo en estos meses al frente de él.

– ¿A qué cofradías perteneces?

Pertenezco a tres cofradías actualmente, Santa Marta, La Esperanza de Triana y Montserrat.

-¿Cómo vives la Semana Santa?

La Semana Santa la vivo con mucha ilusión desde que tengo uso de razón. Desde muy pequeña, la Cuaresma era el inicio de un tiempo de preparación y preludio de las Semana más esperada. Cuando llegaba el Domingo de Ramos desde muy temprano iba de manos de mi padre a visitar las iglesias, cuantas más mejor, para posteriormente pasar las tardes en las sillas inflando la bola de cera. Así día tras día. Cuando vas creciendo va cambiando tu percepción sobre lo que vivimos, pero hay tradiciones familiares que nunca se pierden como salir cada mañana que se puede, porque ahora hay más obligaciones, de la mano de mi padre.
Mentiría si no dijera que mi primera estación de penitencia fue especial, muchos sentimientos, vestirme de nazareno junto a mi padre es lo mas bonito que vivo en mi casa año tras año. Comencé a realizar estación de penitencia en La Esperanza de Triana y en Montserrat como es deber de todo hermano. Santa Marta vino más tarde ya que es una devoción particular.
A pesar de que las tradiciones se repiten y por ello son tradiciones, la Semana Santa cada año se vive diferente ya que las circunstancias, los sentimientos y que solo sea una semana al año hace que siempre sea distinta y guardes un recuerdo de cada una de ellas.

– ¿Qué se siente al ser la primera mujer en la historia de la Semana Santa en ser Diputada Mayor de Gobierno?

– Pues no me supone ninguna noticia de interés, ya que las mujeres llevan años ocupando distintos cargos en las juntas de gobierno, por lo que mi caso no es especial. Si he vivido algunos momentos bonitos que recordar desde que tomé posesión, por citar alguno, el día que recibí una carta de mi querida Hermandad de Santa Marta felicitándome por el cargo, detalles así hacen grandes a las hermandades. A parte de esto, lo importante es que la cofradía lleve un discurrir impecable el Viernes Santo.

– ¿Has ocupado con anterioridad algún puesto de responsabilidad en los cortejos procesionales de tus cofradías?

Desde que las mujeres entraron a formar parte de la nómina de nazarenos tanto en Montserrat como en La Esperanza de Triana he sido diputada de tramo y enlace, siempre a lo que necesitara en cada momento la Hermandad, hay que tener disposición para que el día que la cofradía sale a la calle todos los hermanos tengan la mejor estación de penitencia que puedan recordar.

– ¿Qué opinas sobre la reorganización horaria del Viernes Santo? ¿Existe algún problema si resolver en esta jornada?

El Viernes Santo es un día complicado, ya que no se puede alargar la jornada por delante por la celebración de Los Oficios, por tanto en la reorganización horaria del día tiene que primar la voluntad, el sentido común y diría yo la amistad entre todas las Hermandades para que cada una tenga el tiempo de paso que más se ajuste a sus necesidades. Gracias a Dios esto se ha llevado muy bien a cabo y no considero que haya quedado mucho que resolver, siempre quedará algún fleco suelto como en todo, pero no creo que tenga mayor trascendencia.

– ¿El conteo de cortejo del pasado año sirvió para algo? ¿Se debe hacer todos los años?

Ha servido para que cada hermandad tome conciencia del número de hermanos que integran su cortejo y de si el tiempo está bien repartido. No veo necesario hacerlo anualmente ya que aunque las cofradías están en crecimiento, no considero que sea de forma tan exponencial como para tenerlo que hacer anualmente.

– ¿Con qué momento te quedas de tu hermandad de Montserrat el Viernes Santo?

Es difícil señalar un solo momento pues son muchos los que me vienen a la mente sea por su belleza intrínseca o porque te puedan traer recuerdos o revivir emociones pasadas. Quizás el paso por calle Castelar, Plaza de Molviedro y la vuelta de Doña Guiomar sean de los más destacados y se han hecho ya clásicos entre los cofrades de Sevilla.