El tallista Francisco Verdugo
El tallista Francisco Verdugo

«Aconsejaría que el tercer paso del Cerro se estrenara ya finalizado»

El proyecto de paso para el Señor de la Humildad de Francisco Verdugo fue aprobado por los hermanos el pasado domingo

Por  0:41 h.

El pasado domingo los hermanos de la hermandad del Cerro del Águila reunidos en cabildo general de carácter extraordinario aprobaron, como ya adelantó Pasión en Sevilla, la realización por parte del taller que regenta Francisco Verdugo, del paso para el Señor de la Humildad. Esta decisión fue acordada entre cuatro proyectos de talleres de referencias de la talla. Será el tercer paso del cortejo procesional de esta corporación penitencial del Martes Santo hispalense.

El acuerdo adoptado por los cofrades del Cerro del Águila llenó de ilusión a uno de sus hermanos, que tendrá el honor de ejecutar el primer paso donde procesione este Nazareno realizado por el insigne imaginero Juan Manuel Miñarro. Estuvimos en el taller de este artista sevillano, en la calle Goles, que se muestra contento con la decisión adoptada, pero a su vez responsabilizado por la realización de estas andas para la Semana Santa de Sevilla. Estas fueron sus declaraciones:

¿Qué supone para usted la realización del primer paso para el Señor de la Humildad?

– Pues supone responsabilidad y compromiso como ejes de la racionalidad que se necesita para hacer una obra de tal envergadura, e ilusión a raudales como la especia fundamental que hace fluir la chispa necesaria para la creatividad. Aunque haya creado ya un diseño, al realizarlo materialmente hay que volver a crearlo en el sentido que se empiezan a fabricar volúmenes en donde se pueden aportar nuevas cosas y que el único efecto que provoque sea engrandecer más el resultado final.

¿El hecho de haber sido refrendado por un Cabildo general de hermanos le da más confianza su encargo?

– Por supuesto que sí. Cada hermano más que ratifique su elección por mi proyecto es un grado más de seguridad para mi de que el mismo gusta. Pienso que la concentración en masas hace la fuerza y como consecuencia si esas masas están de acuerdo en una misma idea, de ahí casi al cien por cien tiene que nacer una decisión acertada y si en este caso ha sido la decisión elegir mi opción, habrá que pensar que es acertada. Eso provoca respaldo y como consecuencia genera confianza, que es la que yo siento y la que me han hecho sentir los hermanos del Cerro.

Frontal del paso de Francisco José Verdugo

Frontal del paso de Francisco José Verdugo

¿Cómo definiría usted el paso que va a ejecutar?

– Es un paso de estilo barroco que va en consonancia con la personalidad de la hermandad. Es de corte clásico y con algunas aportaciones innovadoras. Es un proyecto muy pensado. Cuando si Dios quiere esté terminado será un paso que se amoldará muy rápido al conjunto de la cofradía formando parte de un todo.

¿Es el complemento perfecto de la cofradía o será algo distinto dentro del cortejo?

– La hermandad del Cerro nunca ha buscado tener un tercer paso. Nunca ha provocado nada para conseguir algo. Todo ha sido consecuencia del destino y como tal, ha seguido el ritmo que el destino le ha ido marcando. ¿Por qué digo esto? pues porque el Cerro no necesita un tercer paso para equilibrar o complementar el cortejo y que la cofradía como todo el mundo estará de acuerdo está muy equilibrada de siempre. Ahora bien; ha surgido la posibilidad de incluir un tercer paso para que procesione el Nazareno de la Humildad, pues estupendo. Ya que se ha dado esta realidad, la cofradía todos sabemos que tiene un cortejo sobradamente grande para incorporar un tercer paso sin que se resienta nada ni lo más mínimo. Por lo tanto, el paso al ir de la mano con el estilo de hermandad, se fundirá de tal manera en el conjunto que en poco tiempo al espectador le parecerá que el Cerro lleva procesionando con tres pasos desde su primer año de salida.

 ¿Qué plazos se podrían tener para su estreno?

– Aún eso no se sabe. Primero tengo que presentar un presupuesto global y una vez que se apruebe -si Dios quiere- de ahí partirá la hermandad para estudiar los plazos y años de ejecución.

¿Se podría estrenar de forma parcial?

– Aunque esa decisión es responsabilidad de la Junta de Gobierno yo aconsejaría que no. Bajo mi punto de vista debería estrenarse completamente finalizado, para así producir el impacto y resultado que la obra quiere transmitir. El Nazareno lleva diez años en la parroquia y nunca salió a la calle, porque espere un poco más para procesionar como la imagen y el barrio se merecen no pasaría nada. Pero que conste es mi humilde opinión.

Lateral del paso de Francisco José Verdugo

Lateral del paso de Francisco José Verdugo

¿Qué otros trabajos tiene en su taller?

– Pues ando inmerso realizando unos candelabros para la patrona de Churriana, el frontal de respiradero del Descendimiento de Baeza, el frontal del canasto de La Sangre de Elche, la trasera del respiradero de la Flagelación de Ciudad Real, el paso para el Nazareno de Torredelcampo (Jaén), las nuevas esquinas del canasto de la Resurrección de Sevilla, etc.

¿Cómo ve el estado actual de la talla en las cofradías?

– Tanto la talla como en cualquier gremio del arte sacro no lo veo muy bien. Cada vez hay menos hermandades que apuesten por hacer obras de calidad debido a que condicionan los presupuestos a la celeridad en la finalización de las obras. Esto es un error. Un trabajo de calidad tiene un precio y como consecuencia un tiempo determinado de elaboración. Pienso que no hay que marcarse plazos vertiginosos de terminación y así poder afrontar los presupuestos que sean necesarios para realizar trabajos de calidad. Mientras esta nueva cultura o costumbre en las hermandades no cambie el estado de los gremios del arte sacro lo seguirá pasando mal.

¿Siguen siendo los talleres artesanales de Sevilla la referencia? 

– Según el gremio. Hay gremios en los que se van confiando más en otras capitales y otros en los que Sevilla sigue teniendo aún mucha fuerza. Un gremio al que le ocurre esto es al de la escultura. Están naciendo buenos escultores en algunas capitales de Andalucía que tienen bastante calidad. El bordado pienso que es otro al que le ocurre lo mismo. Talla, dorado, orfebrería también aunque algo menos y lo que hay aún no llega nivel que se ofrece en Sevilla. Que el punto o los puntos de creación de arte vayan aumentando es algo bueno ya que te hace esforzarte para superarte, pero a su vez para poner en práctica esa superación es necesario verle la punta a un presupuesto de un trabajo, si no es imposible.