Monchi: «Se está perdiendo la devoción en la Semana Santa a cambio de espectáculo»

«Las hermandades de la Madrugada deberían poner todas de su parte»

Por  3:10 h.

Monchi es una de esas personas que le gusta vivir las cosas cuando tocan. Siendo tan conocido no es fácil salir a ver las cofradías. Es una persona conocida, el sevillismo está entregado pero no siempre ha sido así. En su etapa como futbolista descubrió a la Macarena por vez primera en la calle. Todo ocurrió en el final de la calle Trajano

-¿Le sorprendió la Macarena la primera vez?

Sí y fue tardío. Hubo un año que me tiré solo a al calle en la Madrugada. En la confluencia de Trajano con el Duque estuve desde la Cruz de Guía hasta el paso de palio. Será por formación profesional. Mi trabajo es ver. Me gusta ir más allá de lo anecdótico y folclórico. Estuve dos horas y media viendo lo que pasaba. Cuando llega ella lo inunda todo. La calle se hace más pequeña.

– ¿Con quién sale Monchi a ver las cofradías?

Salgo con la misma persona con la que veo el fútbol. Mi amigo Diego León. Amante de todas las artes. Erudito, estudioso y una persona con la que cuando ves cofradías ves historia.

-¿Cómo siente el Carnaval y la Semana Santa?

De carnaval creo que entiendo. La Semana Santa la disfruto, no soy un gran entendido. No soy un «picaíto» como decimos en mi tierra. El carnaval está más arraigado en mí. Pero me gusta en cada momento disfrutar de cada cosa. En mi coche cuando llega la Cuaresma se escuchan marchas de Semana Santa. Me pongo mi traje de cofradías.

-¿Cuál es el principal problema de la Semana Santa actual?

Me cuesta trabajo opinar de las cosas que no domino. Pero diría la masificación. Hablo de la exageración del tiempo de las cofradías en las calles. No ayudan al embellecimiento de la tradición. Se está perdiendo un poco la devoción a cambio de espectáculo.

– ¿Y el problema de la Madrugada?

Complicado porque cada vez tienen más hermanos. Creo que si todos ponen de su parte y son riguroso con los horarios se puede conseguir. Depende de ti.

-¿Cómo es el Miércoles Santo para usted?

El Miércoles Santo se transforma y la gente que la habita es el barrio de toda la vida de Dios. Se mezcla la gente del barrio que no ha podio mantener la vida aquí.

-¿Con qué se queda de San Bernardo?

Me quedo mucho por la vuelta en la calle ancha. Vivía en la calle Santo Rey y me iba a la peña sevillista a verla bajar del puente. Esa llegada con los cirios gastados, las gente cansada. A mí como vecino del barrio me gusta mi cofradía en mi barrio.

Noticias relacionadas

Entrevista a Monchi PARTE 1

Entrevista a Monchi PARTE 3