Castella en la Maestranza con el vestido de la Estrella de David Fotos: JAVIER ARROYO

Torero, de Beziers y hermano de la Estrella

Sebastián Castella: «Mi primera vez en Sevilla fue una madrugá para ver a la Macarena»

Vecino de Gines, no concibe un Domingo de Ramos sin salir de penitente en la Estrella

Por  0:02 h.

Parece una utopía que un francés, de Beziers, acabe siendo cofrade, pero en los planes de Sebastián Castella siempre han estado romper moldes y si tenía que ser devoto de una virgen, esa no podía ser otra que la Valiente. Al igual que la Estrella se armó de valor y salió sola en el 32, Sebastián no tuvo más remedio que echarse a sus espaldas una Feria de Abril cuando ninguna figura quiso venir.

En su mente se desata un efecto proustiano cuando le preguntas por la Semana Santa. Fue en estas fechas cuando llegó a Sevilla hace 20 años para no marcharse jamás.

¿Cómo acaba un francés siendo penitente de la Estrella?

–Tendría unos 14 años cuando llegué. Precisamente fue en Semana Santa y mi primera salida a la ciudad fue un Jueves Santo con el maestro José Antonio Campuzano y su señora. En Francia oíamos hablar de la Macarena y no podía estar aquí sin conocerla. Esa madrugada fue alucinante, pude verla salir y aún recuerdo como me impactó la Esperanza y el Gran Poder. Todo ello me cautivó e hizo que terminara por enamorarme de esta ciudad.

Me llamaba la atención ser nazareno, pero precisamente esas fechas coinciden con la feria de Arles en la que he solido torear muchos años. Fue Pedro, mi mozo de espadas, quien me invitó a conocer a su hermandad: la Estrella. Me acabó haciendo hermano y desde entonces he salido, siempre que he podido, en su estación de penitencia.

–Demasiada casualidad que un torero como Castella acabe siendo de la Valiente

–La verdad que alguna que otra tarde he tenido que tirar de valentía (risas). Bromas aparte, me identifico totalmente con la Hermandad y con la Virgen. Tiene una fuerza y una energía tremenda.

El rito de vestirse de torero y el de nazareno se asemejan en su pulcritud ¿Qué tienen de similar?

–Los nervios no tienen comparación, pero sí el respeto. Siempre he intentado que cada cosa que realizo en mi vida sea con seriedad y mi faceta como cofrade no podía ser menos. Desde hace más de siete años salgo de penitente, me gratifica envolverme en mis rezos. No concibo salir o volver a mi casa con la cara destapada. No bebo, no como y dejo el móvil en mi habitación. Son ritos que no comprendería si no hubiese sido torero.

Hubo un año que no pude salir de nazareno porque tenía que torear en Madrid. Era mi primera etapa profesional y aún me quedaba mucho camino como para rechazar una corrida. Me invadía la melancolía. Nada más acabar la corrida me cambié y vine «zumbando» para Sevilla sin cenar. A Dios gracias, porque llegué a las tres de la mañana y pude verla entrar. Fue el único año que no pude salir.

Su armario taurino recuerda a la Hermandad

–Tengo un capote de paseo precioso con la imagen de la Valiente. Muchos creen que los vestidos fueron inicialmente por la Hermandad, pero no es así. Siempre me ha gustado cuidar mi vestuario e intentar no asemejarme a nadie. Estando en el Museo de la Plaza de Toros de Lima (Perú) vi una fotografía de Manolete con un terno con la Estrella de David. El sastre actual no había trabajado ese bordado y conseguí que volviera a reeditarlo y me lo patentara para hacerlo mío únicamente. Sin premeditarlo, un homenaje que quise darle a Manolete acabó adquiriendo relación con la Hermandad de la Estrella.

Sevilla posiblemente sea la mejor ciudad para hacer vida de torero ¿la abandonará en un futuro?

–Cuando salí de mi casa, hace 20 años, no tenía absolutamente nada excepto mi familia. Aquí levanté los cimientos de la que hoy es mi vida: mi hogar, mi finca, mis hijas, mis padres, que han acabado viniendo, y mi mujer, que pese a ser colombiana, también se enamoró de esta tierra. Siempre he adaptado mis ocupaciones para no tener que abandonar nunca la ciudad. La calidad de vida que aquí he adquirido me impide desprenderme de ella. Sevilla es un escándalo

Jesús Bayort

Jesús Bayort

Jesús Bayort

Últimas noticias deJesús Bayort (Ver todo)