La Virgen de los Ángeles de los Negritos / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Los Negritos celebra los días más especiales de la Virgen de los Ángeles

La dolorosa está de triduo con motivo del día de su festividad

Por
Actualizado:

Julio concluye y agosto comienza en Sevilla con la Virgen de los Ángeles de la hermandad de los Negritos. Son los días más especiales de la dolorosa del Jueves Santo que, a pesar de estar en tiempo estival y con altas temperaturas, nadie de su hermanos falta a la cita para estar con su titular.

Para la ocasión, la priostía ha instalado un majestuoso altar, aprovechando todo y cada uno de los espacios con la finalidad de dar el realce de la imagen titular de los Negritos. La Virgen porta manto verde de vistas bordado que fue confeccionado por el taller de la propia hermandad. La saya de color rosa está concebida en un soporte de tisú rosa y bordada en oro y plata.

Por otro lado, la talla luce la presea donada por una pareja muy vinculada a los Negritos y ejecutada por Manuel Valera Pérez. «Está realizada en plata de ley y plata sobredorada y lleva adornos realizados con perlas cultivadas, circonitas, topacios y lapislázuli. El artista se inspiró en la creación en el arte bizantino y románico para su composición así como en el característico manto de salida de Nuestra Señora de los Ángeles. Finalmente la obra representa la realeza de María y está cargada de símbolos que aluden a ello».

A partir de este sábado comienza el jubileo circular de las cuarenta horas en horario de mañana y tarde. Asimismo, el domingo 2 de agosto, función solemne a las 11.30 horas. Además, a las doce de la noche del inicio de su festividad habrá toque de campana, mientras que en el día de su festividad el templo estará abierto hasta pasada la medianoche, momento en el que los hermanos rezan una oración ante la Virgen como cierre del día de la Virgen. El triduo en este sábado y el lunes dará comienzo a partir de las 20. 15 horas.

Los Negritos celebra la festividad de la Porciúncula (pequeña porción de tierra), venida por la pequeña capilla que reconstruyó San Francisco, dedicándola a la Reina  de los Ángeles, donde el Papa Honorio III consiguió la indulgencia plenaria, extendidas con el tiempo a otros Pontífices como Gregorio XV.

La Virgen de los Ángeles de los Negritos / M. J. RODRÍGUEZ RECHI