La réplica de la Esperanza de Triana / MERINO - ADORNA

IMAGINERÍA

Antonio Labrador realiza una réplica de la Esperanza de Triana a tamaño natural

El autor ha querido inspirarse en la Virgen de la Esperanza para realizar esta imagen

Por  0:14 h.

El imaginero Antonio Labrador ha dado a conocer su última obra, una réplica a tamaño natural de la Esperanza de Triana. El artista la ha creado en madera de cedro y policromada al óleo, «la presión se nota, y por eso hay que invertir infinitas horas de estudio y trabajo; la imagen está tallada en madera de cedro en su totalidad, policromada mediante la suma de diversas capas de veladuras al óleo pulimentado y también porta ojos y lágrimas de cristal fundido.

Una representación que aún se asemeja más con la vestimenta, «parte fundamental para el resultado final y la adecuada presentación ha sido la vestimenta de la imagen, labor que ha realizado de manera magistral tal y como puede verse, el artista José Antonio Moreno Bernal. Persona con una dilatada y exitosa labor en este campo, destacando a mi gusto como nos presenta siempre a la maravillosa Virgen de Guadalupe de la hermandad de las Aguas, de la que es su vestidor oficial. También, es de justicia y quiero reseñar el gran trabajo fotográfico de Arturo Merino e Israel Adorna, que han puesto todo de su parte para conseguir el resultado deseado».

La obra «ha sido para mí una verdadera odisea de sentimientos, sensaciones y emociones. No es fácil retratar a la imagen que es protagonista de nuestras oraciones tanto para mí, como para mi familia y gran parte de mis amigos y que supone un foco devocional que traspasa fronteras».

Para Antonio Labrador, una imagen debe emocionar,«partiendo (en este caso de manera especial) desde la humildad y el máximo de los respetos, cada trabajo es siempre un nuevo reto que te hace crecer y que aparte de a uno mismo, principalmente debe emocionar y hacer sentir al lugar o personas a las que va destinada la obra».