Logotipo del 50 aniversario de la bendición de la Soledad de los Servitas

Así es el logotipo del 50 aniversario de la bendición de la Soledad de los Servitas

La hermandad prepara un programa de actividades dedicados a la dolorosa de Antonio J. Dubé de Luque

Por  0:27 h.

La hermandad de los Servitas ha dado a conocer el logotipo del 50 aniversario de la bendición de la Virgen de la Soledad, una talla de Antonio J. Dubé de Luque.

El 26 de noviembre de 2017 está imagen cumplirá medio siglo. La bendición tuvo lugar en el convento de Santa Isabel, siendo madrinas la congregación religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa en una ceremonia que estuvo oficiada por el padre Juan Martínez Pérez. 

Con tal motivo, este logotipo figurará en todos los documentos oficiales de los Servitas. Durante el triduo celebrado la pasada semana a la dolorosa, se dio el inicio de una serie de actos que van a conmemorar dicha efeméride.

La empresa “DOyouSIGN” ha sido la encargada de realizar tanto el logotipo y del diseño y producción de la exposición que la hermandad va a realizar a finales del mes de enero de 2017 en la sede del Círculo Mercantil e Industrial de la calle Sierpes.

Desde el seno de la corporación, la junta de gobierno mostró las necesidades que debía cubrir este logotipo «identificar claramente a la hermandad, que identifique el espíritu y el carácter servita, sea reconocible, ágil, claridad y simplicidad, evoque cambio, innovación y transformación».

Está compuesto por cinco elementos. El primero de ellos «está basado en la forma superior del número 5 conformando un motivo con servita y modificando los remates del mismo, agudizando su curvatura para que la misma este tan próximo al número 5 como a la letra S en su remate superior».

El segundo al igual que sucede con el primero «está basado en la forma inferior de la letra S, conformando un motivo sin seria y modificando las terminaciones del mismo para arrojar un carácter de innovación y modernidad, mientras que el elemento, dada su forma, está más relacionada y anclada con un carácter más clásico y tradicional. La suma de los elementos identifican de forma visual; el número 5 (en clara representación al número 50), la letra S (en clara alegoría a la S de Servita, Siervos, Siete Dolores, Sevilla y por su puesto, Soledad)».

El siguiente, «está compuesto por una trazo exterior en analogía al número 0 y el interior de este, formado por un trazo en forma de corazón latiendo, de ahí dicha modificación  del elemento interior».

El cuarto, «está formado de manera inseparable al elemento y en este caso es la palabra AÑOS la que da sentido al mismo. La palabra AÑOS podemos observar como atraviesa los elementos tanto exteriores como interiores del número 0, en una clara alusión al sexto dolor de Nuestra Señora».

Por último, la corona del Rey Carlos III, «quién otorga a la hermandad el título de Real, dando en este caso un carácter de identidad, prestancia, realeza, solvencia, carácter, seriedad, institución».