«El Mudo de Santa Ana» llamando a la Esperanza de Triana / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Así le hablaba el Mudo a la Esperanza de Triana

Por  0:20 h.

El «Mudo de Santa Ana», uno de los grandes personajes que ha dado Triana. Todo el barrio le quería, le cuidaba, le escuchaba, porque Francisco Rodríguez Moreno hablaba, sabía lo que sucedía a su alrededor, los que lo conocían lo entendían a la perfección, como también lo sabía su Cristo de las Tres Caídas de Trina y su Virgen de la Esperanza.

Cada mañana de Viernes Santo, cuando la Esperanza de Triana hace estación de penitencia a Santa Ana, Paco esperaba la llegada de sus titulares. En su cuello colgaba su medalla, también la de Madre de Dios del Rosario.

Tanto el Señor como la Virgen giran el paso para postrarse frente a frente ante su Catedral. Ahí, en ese instante, le hablaba a sus costaleros, a la Virgen de la Esperanza, que conseguía que una persona sin voz, le pudiese rezar.

Sus últimos días lo vivió en la residencia de la avenida de Coria. Cada día iba al encuentro de la Esperanza, pero fue Ella la que fue en su busca aquel domingo de septiembre en rosario de la aurora, agradeciendo todo lo que hizo por su barrio de Triana.