El Calvario adentra a Sevilla en la Cuaresma

La crónica audiovisual del vía crucis del Calvario

Por  0:40 h.

Cuando aún faltan unos días para la Cuaresma, en los templos ya se siente el tiempo más esperado. En el interior de la Magdalena, el vía crucis del Calvario, uno de los actos imprescindibles marcados en el calendario.

Ha sido esta vez, el tercer vía crucis, celebrado en esas naves que podrían ser cualquier Catedral para cualquier ciudad del mundo. Los cultos del Calvario están marcados en la misma fecha, unas veces cae en tiempo ordinario y otras en Cuaresma, pero cuando te adentras estos días en la Magdalena, nada lo altera, todo perdura.

Casi en penumbra, al estar encendidas algunas capillas y la parte superior del templo, se rezaron las catorce estaciones del vía crucis, acompañado por una meditación que realiza un hermano, al igual que sucede con el traslado de la Virgen de la Presentación. Un acto medido, que no necesita más. Los hermanos rodean al Señor, otros lo acompañan tras Él, hasta su llegada al retablo mayor.

El Cristo de Ocampo ya está en el altar mayor de la Magdalena. A partir del martes, de nuevo, uno de los altares más impactantes, clásico, repleto de cera, dará luz s los titulares de esta hermandad.

El Cristo del Calvario / M. J. RODRÍGUEZ RECHI